Tras 10 millones de reproductores vendidos, Roku se expande a más países

Tras 10 millones de reproductores vendidos, Roku se expande a más países

Roku llegará para las empresas que quieran tener su propio "streamer".

Roku es uno de los reproductores de streaming más famosos en EE.UU. junto al Apple TV. En realidad, si nos fijamos en grandes tiendas como Amazon, el reproductor Roku 3 es más vendido que los Apple TV, tan solo superados por Chromecast y Amazon TV.

Roku anuncia que ya han vendido más de 10 millones de reproductores. Un reproductor basado por completo en el streaming de vídeo de una forma muy similar a la que hace Chromecast o Apple TV. Con aplicaciones de servicios populares en EE.UU. como Netflix, Hulu, Pandora, HBO Go, Fox, PBS… Su punto fuerte es la gran cantidad de canales de vídeo en streaming que tiene, más que todos sus competidores con un total de 1.800 canales que elegir.

Esto es evidente que es posible en un país con una tradición tan fuerte de TV como es EE.UU., en otros países no se podría replicar el modelo ante la falta de canales y posibilidades de distribución. Y aunque se puede comprar en otros países como Canadá y Reino Unido, como siempre estos productos se quedan en países angloparlantes.

Pero Roku está a punto de lanzar en más países, entre ellos España según nos han confirmado. Será gracias al programa Roku Powered que simplemente les dará a las cadenas de televisión o a empresas de streaming la posibilidad de tener su propio reproductor basado en el de Roku.

El programa Roku Powered permite a los proveedores de TV de pago acceder a un hardware de bajo coste, un veloz software, un diseño de interfaz de usuario simple e intuitivo, y una amplia selección de contenidos en streaming.

Esto suena demasiado bien, pero el gran problema está en que en el mundo del vídeo digital, quien manda no son las cadenas de TV o los servicios de streaming, quien manda es quien tiene los derechos de distribución, que generalmente suelen ser muy diferentes de la misma plataforma en diferentes países.

Tan solo hay que recordar el pésimo lanzamiento de TiVo en España con la cablera Ono. Un buen producto de hace años que llegó muy tarde y que pasa desapercibido por completo. Con Roku puede pasar lo mismo. Y no es que no exista un negocio para esto, como prueba está Chromecast, uno de los streamers más vendidos en España.

Foto (cc) sdobie