Razor, un dron militar impreso en 3D

Razor, un dron militar impreso en 3D

Puede fabricarse en menos de dos días y utiliza un smartphone con Android como cerebro.

La idea de fabricar un dron utilizando una impresora 3D puede sonar sencillo, pero hacerlo funcionar es una tarea que le ha tomado más de tres años a un grupo de investigadores de la Universidad de Virginia. Liderado por David Sheffler, un ex-ingeniero de Rolls-Royce que imparte clases de diseño de motores, el proyecto del Razor consiste en un dron con partes impresas en 3D, un pequeño motor y un Nexus 5 que funciona como cerebro.

La tarea de construir un dron que pudiera fabricarse con piezas de fácil acceso fue asignada por el Departamento de Defensa de Estados Unidos a Sheffler y compañía. El grupo construyó dos prototipos iniciales, uno a base de madera de balsa y otro con plástico ABS, la idea era darse cuenta que podían hacer volar algo impreso en 3D sin embargo el diseño resultó ser demasiado pesado para lo que buscaban.

El Departamento de Defensa deseaba un dron que se pudiera modificar de manera sencilla, así que los investigadores rediseñaron el Razor e imprimieron 9 partes que se pueden ensamblar a presión. De acuerdo a Sheffler, la facilidad de imprimirse en 3D permite que se hagan modificaciones para adaptarlo a distintas condiciones. El tiempo de espera para imprimirse es de 31 horas y en caso de alguna falla se puede fabricar otro sin problemas.

El costo total del Razor llega a los USD $2500 en donde USD $800 están destinados a los materiales de impresión y el resto al Nexus 5 y otros aditamentos electrónicos que permiten controlarlo. Puede volar a 64km/h por 45 minutos seguidos y llevar una carga de casi 700g. Se puede controlar via remota a una distancia máxima de 1.6km por medio de comandos enviados al teléfono o definir un recorrido usando puntos de navegación gracias al GPS.

Los investigadores esperan renovar el contrato del proyecto para seguir con la investigación. Uno de los ajustes que se planean es incrementar el tiempo de vuelo a una hora sin modificar la velocidad. Suponemos que también trabajarían en un método para hacer más efectivo el lanzamiento usando las manos.