La luna Europa tiene placas tectónicas

La luna Europa tiene placas tectónicas

El satélite Galileano más pequeño sigue dando de que hablar.

La luna de Júpiter, Europa, es extremadamente popular entre los astrónomos profesionales y amateur, ya se está posicionando como uno de los cuerpos más estudiados del Sistema Solar. Sabemos que está cubierta de hielo, lo cual le otorga una de las superficies más lisas conocidas y sabemos, también, que bajo su máscara de princesa de hielo existe un vasto océano que puede albergar vida.

Pero ahora, gracias a Simon Katterhorn PhD  y Louise Prockter del Laboratorio de Física Aplicada de  Johns Hopkins, sabemos también que Europa tiene placas tectónicas activas. Siendo este el primer descubrimiento de un sistema de placas fuera de la Tierra y explicando así las observaciones del Telescopio Espacial Hubble sobre nubes de vapor cerca del polo Sur.

La existencia de placas ayudaría a explicar porque Europa tiene una superficie tan “suave“; careciendo de los cráteres de impacto típicos de los satélites de Júpiter. La respuesta es bastante simple: el movimiento de las placas ayuda a remover todas esas marcas de uso.

Para llegar a esta conclusión se estudiaron miles de imágenes tomadas entre 1995 y 2003 de un área de 134,000 km2 por la sonda Galileo. Se buscaron los errores de edición, cambios en la superficie, cortes, y c. El estudio arrojó  un resultado no esperado: faltaban 20,000 km2 de de área. Un efecto de la subducción, el proceso por el cual el material de una placa desaparece debajo de otra placa.

La cereza en el pastel es la composición de estas placas: hielo.

Esto ha ayudado a fomentar el interés en Europa, ya se planea una misión que llevará un arsenal completo de instrumentos científicos llamado “Europa Clipper” y la NASA trabaja en varios proyectos para alumbrar los misterios del más pequeño de los satélites galileanos de Jupiter.