Human Rights Watch condena censura en Turquía

Human Rights Watch condena censura en Turquía

La declaración se da en el marco del Foro de Gobernanza de Internet, hospedado por ese país.

Esta semana, Turquía es sede de la novena reunión del Foro de Gobernanza de Internet (Internet Governance Forum, IGF). El IGF es el evento más importante para la gobernanza de Internet y, como tal, es el centro del debate en torno a temas tan importantes como neutralidad de la red, libertad de expresión en Internet, creación de capacidades o la reducción de la brecha digital.

Hace unos días, 2 especialistas en derechos digitales originarios de Turquía remarcaron la ironía que representaba el hecho de que este país hospedara a tan importante foro para el desarrollo de Internet, debido a los bloqueos recientes emprendidos por el gobierno turco en contra de servicios basados en Internet.

Se pronunciaron incluso por boicotear el IGF, algo que finalmente no tuvo mucho éxito, pero invitó a la reflexión de otras personas e instituciones, como Human Rights Watch. De acuerdo con la investigadora senior de Internet de la organización, Cynthia Wong, la actitud del gobierno turco no debería ser ignorada por los asistentes al foro, debido a que no se trata de un tema menor.

El partido gobernante de Turquía ha respondido a las críticas de sus políticas intensificando la censura en Internet y enjuiciando a usuarios de redes sociales. Las delegaciones en el Foro de Gobernanza de Internet no deberían hacerse de la vista gorda sobre el enfoque cada vez más regresivo del gobierno turco para los derechos en línea.

La situación imperante en Turquía es una muestra de lo que puede ocurrir cuando alguna de las partes interesadas (stakeholders) del ecosistema de Internet cuenta con mayor poder de decisión que las otras. Los gobiernos, nos guste o no, deben tener una participación activa en la gobernanza de Internet. No obstante, dicha participación no debería ser más importante que la de la sociedad, la academia o la comunidad técnica.

Human Rights Watch también resaltó que el bloqueo a ciertos sitios y servicios no es el único problema en Turquía. Para la organización, otro aspecto preocupante son las amenazas a la privacidad de los usuarios de servicios de comunicaciones. En ese país, una reforma legal otorgó facultades a las autoridades para que puedan acceder a los datos personales de los usuarios sin contar con una orden judicial, en un esquema que se está volviendo popular internacionalmente.

El IGF adopta un debate robusto y la participación de voces independientes en la gobernanza de Internet. Sin embargo, el anfitrión del foro de Internet de este año parece decidido a acallar las críticas a las políticas de gobierno que ocurren en línea.

Foros como el IGF hacen evidente la necesidad de que exista cooperación entre los diversos actores del ecosistema. También es necesario hacer uso de la tecnología para contribuir al desarrollo de las comunidades. No obstante, la inercia de los modelos de gobierno “de arriba hacia abajo” vuelve difícil implementar un enfoque en el que la participación horizontal predomine, como sugiere el modelo de múltiples partes interesadas (multistakeholder) para la gobernanza de Internet.