Europol lanza un grupo de trabajo para luchar contra cibercriminales

Europol lanza un grupo de trabajo para luchar contra cibercriminales

La prueba piloto involucra a las policías cibernéticas de 10 países.

Internet ha sido reconocida como una de las plataformas más poderosas para compartir información a nivel mundial. Sin embargo, su gran alcance también ha sido aprovechado por quienes cometen delitos, perpetuando los crímenes tradicionales con ayuda de esta tecnología o creando formas novedosas que involucran el uso de Internet.

La naturaleza descentralizada de la red de redes ha sido un factor fundamental para detonar la innovación en Internet, aunque también ha sido aprovechada por los cibercriminales. En este escenario, las policías cibernéticas de los países suelen encontrar limitaciones al momento de actuar debido a las jurisdicciones de cada nación. Así, la cooperación internacional resulta fundamental.

En este contexto surge la Fuerza de tarea de acción conjunta para el cibercrimen (Joint Cybercrime Action Taskforce, J-CAT), un grupo de trabajo creado por Europol que impulsa el trabajo coordinado de diversas policías cibernéticas a nivel internacional. De acuedo con el diario The Guardian, la J-CAT será encabezada inicialmente por el subjefe de la unidad nacional de delitos cibernéticos de la Agencia Nacional contra el Crimen del Reino Unido, Andy Archibald.

La fase de prueba de la J-CAT involucrará el trabajo de expertos de Alemania, Austria, Canadá, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, Italia, los Países Bajos, y el Reino Unido, quienes trabajarán desde las instalaciones del Centro Europeo del Cibrecrimen (EC3). Para el director de esta institución, Troels Oerting, la forma de trabajo de la J-CAT facilitará las investigaciones en torno a delitos cometidos con ayuda de la tecnología.

Al tener aquí a Estados miembros con acceso a la mayoría de su propia inteligencia y con la información a su alcance, seremos capaces de priorizar mucho antes. Serán capaces de tomar decisiones de manera inmediata para iniciar una investigación.

Entre los delitos que serán combatidos por este nuevo grupo se encuentran las estafas a los bancos a través de virus y el tráfico de datos personales a través de medios ilícitos. Será muy importante que los integrantes de la J-CAT respeten los derechos de los usuarios de Internet al tiempo que realizan sus trabajos, de modo que no se rompa el equilibrio que debe existir entre estos y la lucha contra los delitos.