Desactiva bombas con este experimento de Oculus Rift

Desactiva bombas con este experimento de Oculus Rift

Un interesante proyecto que mide nuestras capacidades de comunicación y lectura de comprensión.

Como parte del evento de desarrollo de videojuegos Global Game Jam que se celebró a principios de este año, un grupo de canadienses se dieron a la tarea de crear una demostración de Oculus Rift que destacó por su concepto y originalidad. Su éxito ha llevado a estos creativos a presentar su proyecto en la feria PAX.

Keep Talking and Nobody Explodes es un demo para el gadget de realidad virtual de Palmer Luckey en donde el objetivo principal es la desactivación de un artefacto explosivo. Para cumplir dicha acción, se necesita de dos personas como mínimo: El que va a desactivar la bomba—ocupando el Oculus Rift— y la persona con el manual cuyas instrucciones servirán para realizarlo.

Lo divertido de este demo recae en sus mismas reglas: La persona con el Oculus Rift no puede ver el manual y la persona que lo tiene no puede ver el artefacto explosivo directamente. Ambos dependen de comunicarse constantemente para desactivar de manera correcta la bomba ya que el manual muestra diversos módulos que no necesariamente encajan en la descripción del dispositivo que se muestra en el momento. La experiencia de juego se ve potenciada por un temporizador en cuenta regresiva.

Este experimento sirve para demostrar nuestras capacidades de comunicación en situaciones en donde la premura y el desconocimiento imperan.

Allen Pestaluky, uno de los desarrolladores del experimento, destacó esto en una entrevista con la publicación Wired:

Tuvimos muchos retos interesantes concernientes al cómo estructurar las reglas del manual para fueran justas pero además interesantes y con desafío […] Cuando hemos jugado con los jugadores nos hemos dado cuenta de cómo las personas entienden el texto. En los niños resulta interesante. Los niños leen línea por línea mucho mejor que los adultos, que han aprendido a saltar porciones de texto.

Se espera que Keep Talking and Nobody Explodes se convierta en una aplicación completa una vez que Oculus Rift llegue al mercado.