Autoridad tributaria argentina usa drones para encontrar evasores de impuestos

Autoridad tributaria argentina usa drones para encontrar evasores de impuestos

La provincia de Buenos Aires busca grandes mansiones y piscinas en terrenos declarados como baldíos.

La evasión tributaria sin duda que es un problema grave a nivel mundial (se estima que a nivel mundial la evasión tributaria equivale al 5,1% de todo el PIB, o un poco más de la mitad del gasto promedio en salud de todos los países). Tanto así, que para encontrar a personas que esconden sus fortunas del fisco ya no basta con recurrir a contadores expertos, sino que también a vehículos aéreos no tripulados.

Esto es lo que ocurre en Argentina, donde las autoridades han debido recurrir a un novedoso programa con drones que circulan los cielos para detectar desde las alturas a mansiones, piscinas o plantaciones que la gente con dinero no declara al fisco para así evadir impuestos.

La Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires llama a su sistema Monitoreo Estratégico Satelital Integrado (Mesi), y consiste en lanzar al aire drones sobre los enormes barrios privados en las afueras de Buenos Aires para encontrar así grandes mansiones y piscinas en terrenos que legalmente han sido declarados como baldíos.

Según las autoridades: “Desde que empezamos en febrero descubrimos a 120.000 evasores” que habrían escondido bienes por los que deberían haber pagado unos 2 millones de dólares al fisco argentino.

A modo de ejemplo, en tan solo uno de los gigantescos barrios privados del sur de Buenos Aires fiscalizados mediante estos drones “descubrimos 200 casas con más de 250 metros cuadrados de superficie no declarada al fisco. Y 100 piscinas. Sólo había 60 viviendas registradas“, lo que representaría unos USD$240.000 en pérdidas al fisco por no pago de impuestos. Solo en ese barrio.