Yo quiere dejar de ser una aplicación ridícula y añade funcionalidades

Yo quiere dejar de ser una aplicación ridícula y añade funcionalidades

Literalmente deja de ser una aplicación de mensajería y se propone como un producto publicitario.

Lo que comenzó como una broma y logró recaudar una suma muy importante de dinero, lograría comunicar sobre los ataques con misiles a Israel y se integraría con servicios automatizados de internet como IFTTT, pasó de ser una aplicación más; en realidad a una un poco más interesante.

En la más reciente actualización de la aplicación de mensajería más sencilla jamás desarrollada, la simplicidad de su funcionamiento se renueva con nuevas características que, seguramente, harán más placenteros los minutos que el usuario pase dentro de la aplicación, ya que literalmente pasa a ser un notificador.

Ahora incluye una opción para visualizar el perfil del usuario con tan sólo deslizar su nombre, lo cual te permitirá ver el nombre real y su fotografía. Además, si lo deseas puedes crear tu propio hashtag y enviarlo a tus amigos en forma de Yo, por el cual podrán comunicarse y compartir un tema en específico. Incluso podrás revisar la cantidad de Yo’s que se han enviado con tu hashtag.

Una característica más interesante sería la capacidad de compartir enlaces con tan solo copiar el enlace marcado, ir a la aplicación de mensajería y mantener presionado el nombre de usuario de tus amigos al que quieres compartirlo. Este enviará un Yo al otro contacto invitándolo a visitar el enlace marcándolo con un asterisco.

Si bien esta actualización mejora la parte social de la aplicación, hay otra que de seguro incomodará a más de un usuario, pues ahora incluye una lista de interés llamada Yo Index, en la cual podrás encontrar varios servicios de notificaciones a los que podrás suscribirte y no perderte de las recientes actualizaciones o saber cuando recibes un paquete por mensajería, por mencionar algunos ejemplos.

Para las marcas, si desean crear un hashtag, podrán seguir la tendencia y revisar si su estrategia funcionó como esperaban. Con esto y las características que hacen de Yo una aplicación muy sencilla de utilizar, su destino más seguro es convertirse en un producto más para la publicidad.

Si te parece que esta actualización cambió radicalmente la función principal de la aplicación y ahora la cataloga como un contendiente para destronar a redes sociales con información en tiempo real como Twitter, y otras con un menor tiempo de respuesta como Snapchat, de seguro estarás pensando en probarla a casi un par de meses que no lo recomendábamos.