WWE Supercard [NB Labs]

WWE Supercard [NB Labs]

Lucha de cartas.

Sin prácticamente avisarle a nadie, 2K Games lanzó WWE Supercard, título para móviles (iOS, Android, Kindle) que aprovecha la coyuntura de la WWE y también de los juegos de cartas coleccionables que hoy por hoy gozan de bastante popularidad.

Plataformas: iOS, Android, Kindle
Desarrollador: Cat Daddy Games
Distribuidor: 2K Sports

Como es de esperar, Supercard se basa en la premisa de “arma tu mazo y enfréntate al mundo”. Lógicamente, aquí las criaturas son algo menos fantásticas (pero siguen siendo fantásticas) y definitivamente más conocidas para los fanáticos de la lucha libre norteamericana.

El sistema de juego es bastante sencillo de entender, incluso para quienes jamás han tocado un juego del estilo antes. El “mazo” en realidad se compone de siete cartas divididas en: cuatro luchadores masculinos, una diva y dos cartas que se usan como potenciadores para las estadísticas del equipo o para debilitar las mismas del equipo rival.

Las peleas se dividen en tres turnos (gana el que se lleva dos) con un esquema siempre inalterable: dos turnos masculinos, uno femenino y una única chance de usar una carta de apoyo. Cada carta cuenta con cuatro estadísticas y los turnos se basan en una o dos de esas estadísticas, en una selección al azar: por ejemplo, en un turno se mide el carisma de un personaje, mientras que al siguiente puede compararse la velocidad. Si bien se puede dar el caso que los parámetros de un turno se repitan de un combate al siguiente, el sistema en realidad siempre elige al azar.

Los turnos también pueden ser en modalidad tag team; esto es, dos cartas haciendo equipo. Aquí entra en juego otra variable donde se ve que tan compatibles son las cartas: neutro (ambas cartas compiten con sus estadísticas base), compatible (los dos luchadores se potencian y aumentan sus números) o incompatible (se debilitan).

Todas estas mecánicas se montan sobre la base del juego, que es ir consiguiendo nuevas cartas -un triunfo regala dos nuevas, la derrota solo una- y subiéndolas de nivel. Las repetidas se pueden ir combinando para formar una versión aumentada, mientras que también es posible “entrenar” a los luchadores usando las cartas inactivas para este fin. Siempre son cinco cartas en juego y con relativa rapidez se puede superar la decena, por lo que la gestión es importante para tener un mazo competitivo.

Aún así, el azar juega un papel relevante en las peleas; nunca se sabe exactamente que parámetro es el que se comparará con el rival, por lo que siempre va a ser mejor tratar de tener un mazo nivelado que permita competir contra cualquiera. Lo mismo corre para las cartas de apoyo, que aún las que supuestamente entregan mejor recompensa pueden potencialmente terminar siendo inútiles contra un rival en específico.

Durante las varias horas que le dediqué al juego -cuando aún no se lanzaba oficialmente- fue curioso encontrarme con tipos que ya tenían más de 50 peleas en total, lo que de alguna forma puede ser indicativo de la respuesta de la comunidad. Sí, el juego es gratuito y tiene micropagos (obtener cartas raras o cosas por el estilo), pero en ningún momento se llega a interrumpir el juego ni nada por el estilo. Quien no pague, no debería tener problemas para jugar ya que aquí no hay barras de energía ni nada por el estilo.

WWE Supercard es un interesante acercamiento al mundo de las cartas coleccionables. Probablemente haya gente que no tenga ningún interés en el común de este tipo de juegos, pero la accesibilidad de este y el uso de un mundo que tiene bastante adeptos haga a muchos, al menos, descargarlo por curiosidad. Quien sabe si después de un rato suman varias decenas de victorias y hasta cientos de cartas en el mazo, como me sucedió a mi en un poco rato.