Venezuela luchará contra el desabasto con sistema biométrico

por

234 posts

La medida ha levantado polémica, debido a sus implicaciones sociales y a que representa una invasión a la privacidad.

La realidad social en Venezuela es complicada desde hace algunos meses. Diversos medios han informado el desabasto de algunos productos, incluyendo alimentos, lo que ha captado la atención de la prensa a nivel internacional. Para intentar revertir esta situación, el gobierno de Nicolás Maduro implementará una solución realmente polémica.

Para Maduro, buena parte del desabasto está relacionada con el contrabando presente en el país sudamericano. Por ello, ha anunciado que tomará medidas para endurecer la lucha en contra de este delito. La más controvertida es la puesta en marcha de un sistema biométrico que supervisará las compras de cada ciudadano venezolano.

Está ya dada la orden para que a través de los Ministros de la Economía y de la Superintendencia de Precios se proceda al establecimiento del sistema biométrico en todos los establecimientos y redes de las cadenas distribuidoras y comerciales de la república.

Desde la oposición, Henrique Capriles igualó este mecanismo con un sistema de racionamiento y pronositó que fracasaría, como ha ocurrido –en su opinión– con otras propuestas del gobierno encabezado por Maduro. El sistema biométrico involucra, por sí solo, consecuencias sociales delicadas, debido a que implica un monitoreo constante en torno al consumo de cada ciudadano.

No obstante, un aspecto aún más delicado tiene que ver con el tratamiento de datos personales, como son las huellas dactilares de cada comprador. No ha quedado claro el mecanismo de protección que tendrán estos datos una vez que sean recabados. Ni siquiera hay detalles en torno a las entidades que serán responsables del tratamiento y protección de los datos personales de los ciudadanos.

De acuerdo con Maduro, será este viernes cuando se ofrezcan más detalles sobre la implementación del sistema biométrico, que es al mismo tiempo un sistema de retención de datos. Sería ideal que para entonces existiera una mayor claridad sobre el destino y manejo que tendrán los datos personales de millones de venezolanos, dada su estrecha relación con la privacidad de las personas.