Recordemos a Gunpei Yokoi, creador del Game Boy

Recordemos a Gunpei Yokoi, creador del Game Boy

Uno de los más grandes visionarios de la industria de los videojuegos.

Hoy se cumplen 25 años del lanzamiento en América de una de las consolas más importantes de la historia. El Game Boy llegó a América para convertirse en la primera portátil en arrasar en el mercado y quedarse en la mente y corazón de los fanáticos.

Es por esto que recordaremos en este artículo a Gunpei Yokoi, creador de esta portátil de Nintendo y uno de los creativos más reconocidos en el mundo de los videojuegos.

Gunpei, el creativo

Fue un accidente automovilístico lo que le arrancó la vida el 4 de octubre de 1997 a uno de los visionarios más grandes de la industria de los videojuegos. Gunpei Yokoi fue el creador del Game Boy y con este hecho marcó una era en el mercado de dispositivos portátiles de entretenimiento a principios de los años noventa y sentó bases en cada proyecto en los que se vio envuelto a lo largo de su carrera profesional.

Gunpei Yokoi estudió Electrónica en la Universidad de Doshisha en Kyoto Japón y fue así que mientras buscaba empleo utilizó su tiempo para crear pequeños aparatos y juguetes. Más allá de sus capacidades académicas fue esta pasión por la tecnología que lo llevó a firmar un contrato Nintendo en el año de 1965 para el desarrollo del departamento de juguetería de la marca nipona.

Fueron casi dos décadas que Yokoi se encargó de crear gadgets para niños pero fue hasta finales de los setenta que este genio japonés dio sus primeros pasos en la industria del videojuego.

Nintendo y Mitsubishi se unieron en 1977 para lanzar la serie de consolas conocidas como Color TV Game, plataformas caseras que reproducían una serie de videojuegos preinstalados en las televisiones de los usuarios. A esto, Hiroshi Yamaushi, presidente de Nintendo y persona que contrató a Yokoi, le encargó a él la creación de algún artefacto que pudiera ofrecer una experiencia diferente a la de la competencia.

Así fue que nació el Game & Watch que conjugó elementos de portabilidad con entretenimiento a bajo precio. El primer videojuego que se vendió en este formato fue “Ball” el 28 de abril de 1980. Este título que exigía al jugador malabarear con varias pelotas con dos botones solamente. A versiones posteriores de este artefacto se les añadió una cruz direccional, diseñada por el mismo Yokoi. Este D-Pad estableció estándares de calidad para los controles de consolas a lo largo largo de la historia.

A lo largo de los años ochenta Gunpei Yokoi contribuyó con la producción de varios videojuegos como Metroid y Kid Icarus pero fue con la creación del Game Boy que él y su equipo de desarrollo le dieron a Nintendo el mote de “Rey de las consolas portátiles”.

La concepción del Game Boy se basó en varias premisas. La consola y los videojuegos debían ser accesibles al público; las baterías añadidas debían ser duraderas y la interfaz debía permitir dinámicas de juego amables para el usuario.

Fue así que el Game Boy se lanzó con una pantalla monocromática en cuatro escalas de gris para ahorrar batería y con una interfaz de cuatro botones y una cruz direccional bastante simple. Se vendió en un precio de 80 a 100 dólares en Japón y Estados Unidos y esto contribuyó a que las ventas en ambas regiones fueran estratosféricas. El costo de los cartuchos de juego de entre 20 y 25 dólares también ayudó a disparar la popularidad de esta consola por sobre la competencia como Atari y Sega.

A lo largo de su historia el Game Boy vendió más de 118 millones de copias si contamos al Game Boy normal y al Game Boy Color.