Desarrollan método para monitorear el glaucoma por medio de un implante y un smartphone

Desarrollan método para monitorear el glaucoma por medio de un implante y un smartphone

La medición constante cada hora, permitiría mejores tratamientos y una mejor calidad de visión a largo plazo.

En la actualidad, los pacientes con glaucoma requieren del monitoreo constante del estado de salud del ojo afectado, debiendo visitar a su médico cada semana, aunque preferentemente debería realizarse una revisión en el menor tiempo posible. Sin embargo, el método utilizado no es muy eficiente, y además requiere de equipo médico.

Para afrontar la situación, científicos de la Universidad de Stanford desarrollaron un implante capaz de emparejarse con un smartphone, el cual proporcionaría información más exacta en el momento más adecuado para el paciente, de ser necesario. Para lograr la medición, bastaría con colocar el smartphone a manera de un “selfie ocular” desde una aplicación diseñada especialmente para funcionar con el implante.

El glaucoma es causado por la presión intraocular en el ojo, el cual requiere revisiones médicas y un tratamiento para verificar las variaciones de la misma, aunque muchas veces se arrojan datos que cambian con el paso de unas horas. Para ello, los científicos lograron que el implante proporcionara información lo más precisa posible, formado con un pequeño tubo hecho con materiales especiales.

Un extremo del mismo, permite que se rellene del líquido que ejerce presión en el ojo, mientras que en el otro extremo, hay un bulbo con una especie de gas. Entre ambos, un pequeño instrumento mide el nivel de presión moviéndose hacia adelante y atrás; de esta manera, cuando el usuario decida medir la presión, bastará con “escanear” su ojo.

Los datos arrojados por el implante, permitirán que los tratamientos sean lo bastante adecuados, según la salud del paciente y dependiendo de la variación en la fluctuación de presión en la parte interna del ojo. En un estudio, se demostró que el 80% de los pacientes que se revisaban cada 24 horas, debían cambiar el tratamiento.

Por ahora, la investigación y el desarrollo de este método continuará mejorándose antes de realizarse pruebas en humanos. Cabe mencionar que el implante sólo puede ser colocado en una prótesis de lente intraocular que es insertada en los pacientes con glaucoma durante la operación de cataratas, aunque los científicos buscan la manera de implantarlo directamente en el ojo.

Hasta ahora, los únicos métodos viables, aunque con un cierto grado de preocupación, son los lentes de contacto que ciertamente arrojarían los mismos datos. Sin embargo, este adelanto científico augura un avance tecnológico en la medicina que, a futuro, deberá reconsiderar algunos aspectos respecto a la tecnología de implantes en la zona ocular.