Mi juego más esperado del año: Lords of the Fallen

¿Juegos difíciles? Deme uno.

Con este artículo se acaba la serie en la que los editores de Niubie abren su corazón y comentan algunos de los juegos que se vienen. Antes fueron Evolve y Shadow of Mordor; hoy toca cerrar con Daniel y su Lords of the Fallen.

Cuando realicé el artículo de Lords of the Fallen con lo que vi en el Bandai Namco Global Gamer’s Day que se celebró  en Las Vegas, Nevada me quedé con una idea un poco errada de lo que en realidad es este videojuego creado por Deck13 Interactive y CI Games.

Ahora tuve la oportunidad de jugar de primera mano este RPG de acción y mi conceptualización inicial tomó un giro de 180 grados.

“Sin duda atraerá a un mercado más amplio de videojugadores al castigar menos sus errores”, es una frase que no encaja con Lords of the Fallen.

La utilización de checkpoints a lo largo de este título pareciera una forma de atraer a jugadores que se quieren relajar un tanto de lo implacable que es el sistema de juego de la saga Souls, título de Hidetaka Miyazaki que sin duda es inspiración para el videojuego. Lo cierto es que cada vez que morí al intentar acabar con dos enemigos específicos, previo a la batalla con el jefe de calabozo, me di cuenta que los checkpoints no disminuyen el reto del proceso “acierto y error” que implica el buscar los puntos débiles y patrón de movimientos  específicos de cada NPC.

Así como en los juegos Souls, la gestión y buen uso de la barra de stamina será primordial para no acabar hecho polvo. El uso desmedido de golpes al aire y utilización de tus movimientos defensivos con bad timing resultarán con la muerte casi inmediata de tu personaje.

Si bien el nivel de personalización de mejoras en tu personaje no resulta tan profundo como en otros videojuegos, sí te da un rango suficiente para decidir qué tipo de combate quieres alcanzar.

Algo que sí es de destacar en Lords of the Fallen es el nivel de detalle que presentan tanto los personajes como el escenario en el que se desarrolla la acción. Cada textura y efecto de luz resaltan la belleza de este videojuego. Sin duda se siente como una experiencia madura de nueva generación. Tal vez por esto es que es uno de los títulos que más espero este año.

Si bien solamente logré pasar unos pocos minutos con este build de Lords of the Fallen, las promesas que contiene este “Dark Souls occidentalizado” son para aquellos jugadores que buscan un título con reto.

Lords of the Fallen brillará como uno de los mejores títulos de finales de este año si logra mantener esa esencia mostrada en la demo durante todo el desarrollo del videojuego.