Más de 2.000 personas participaron en Wikimanía 2014 en Londres

Más de 2.000 personas participaron en Wikimanía 2014 en Londres

Cómo el conocimiento libre puede ser provechoso para la humanidad y los cambios culturales que han producido las redes de internet fueron algunos de los temas centrales del evento.

Imagine un mundo en el cual cada ser humano pueda compartir libremente la suma de todo conocimiento. Con esta frase se invitó a todo público a la 10ª edición de Wikimanía, el congreso internacional organizado por la Fundación Wikimedia, celebrado entre el 4 y el 10 de agosto en el Barbican Centre, Londres, Reino Unido.

wikimedia.org

El evento anual, vitrina de los más diversos proyectos de las denominadas wikis (sitios web que pueden editarse por múltiples voluntarios en Internet) y de contenidos abiertos, fue la instancia ideal para conocer a todos aquellos colaboradores destacados y expertos de las enciclopedias de Internet, descubrir nuevos estudios y proyectos relacionados con esta forma de generación de información y participar de talleres y charlas.

Más de 2.000 personas participaron de Wikimanía 2014, que contó con esperadas conferencias como la de Jimmy Wales, cofundador de Wikipedia; Lila Tretikov, directora ejecutiva de la fundación; Ryan Merkley, nuevo director ejecutivo de Creative Commons; Peter Murray-Rust, activista en favor de la información abierta en la ciencia, entre otros.

Lila Tretikov, directora ejecutiva de la Fundación Wikimedia.

Los cambios culturales que ha traído consigo el mundo de la información online, qué sucede cuando la información está disponible para todos, o cómo el conocimiento libre puede ser provechoso para la educación o para liberar el potencial de la humanidad, fueron los temas de algunas de las ponencias que ofrecieron cerca de 200 expositores. Temas complejos que hoy más que nunca copan la agenda mediática y que han cobrado gran importancia en la sociedad moderna.

“Imagine un mundo en el cual cada ser humano pueda compartir libremente la suma de todo conocimiento”.

Coincidentemente, el evento se llevó a cabo justo en medio de la gran polémica por los derechos de autor del selfie de un mono que Wikimedia se niega a retirar de la red, ya que el autorretrato lo hizo un animal y los derechos de autor son suyos, mientras que el fotógrafo asegura que es suya ya que el macaco sólo presionó el obturador. Una discusión que no deja de dar risa, pero que demuestra la complejidad e importancia de los asuntos relacionados con autoría e información publicada en la red.