Investigadores franceses proponen uso de ropa inteligente que podría salvar la vida

Investigadores franceses proponen uso de ropa inteligente que podría salvar la vida

Una camiseta podría ayudar a pacientes epilépticos a detectar la enfermedad y dar un diagnóstico a tiempo.

A medida que cambian los tiempos, también lo hace la ropa. Y no me refiero precisamente a cuestiones superficiales relacionadas con tendencias estéticas o estilo, sino a sus funciones, las que ya no son sólo abrigarnos o cubrir nuestros cuerpos. Hoy, la ropa también podría salvar nuestras vidas.

La epilepsia es una enfermedad que afecta a 50 millones de personas en el mundo y es uno de los desordenes mentales más serios, según la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, diagnosticarla no es fácil: requiere grabar la convulsión del paciente mientras está conectado a una máquina de electroencefalograma para estudiar la actividad cerebral.

Pero eso podría cambiar. Investigadores de la empresa Bioserenity de París, Francia, proponen que los pacientes con esta enfermedad lleven camisetas dotada de sensores biométricos, las que a su vez estén conectadas a smartphones para registrar los datos. Esta información se enviaría, a través de una conexión de internet, a un sistema en nube para que sea analizada.

“En lugar de utilizar computadoras de escritorio y forzar a los pacientes a estar en cama, podemos usar teléfonos inteligentes y conexiones inalámbricas”, señaló a la BBC Pierre Fournier, director ejecutivo de la compañía parisina.

Según Fournier, el diagnóstico no tardaría en llegar: “Estará listo en días, como mucho semanas”. Esto permitiría poder definir un tratamiento de forma temprana, lo que podría beneficiar la salud del paciente.

No es primera vez que se utiliza la ropa para mejorar la salud de las personas. En 2012, la compañía First Warning Systems (Sistemas de Aviso Primario) anunció un prototipo de sostén que, por medio de la medición dinámica térmica, permitiría analizar por algoritmos la existencia de tumores mamarios.