Implantan la primera vértebra impresa en 3D a un niño de 12 años

Implantan la primera vértebra impresa en 3D a un niño de 12 años

El diseño de la pieza evita el uso de tornillos y minimiza el riesgo de rechazo.

Las posibilidades de la impresión 3D en la medicina son fantásticas. Por ejemplo, se puede utilizar para imprimir prótesis a muy bajo costo o para desarrollar férulas para tratar huesos rotos. Es esta ocasión, científicos de la Universidad de Pekín han fabricado una vértebra con una impresora 3D para implantarla en un niño de 12 años.

La operación consistió en sustituir una vértebra que tenía un tumor maligno con una pieza impresa en titanio. Gracias que las prótesis impresas en 3D pueden ser hechas a la medida del paciente, el implante no requirió de ningún adhesivo ni tornillos; el médico tuvo la precaución de incluir poros en el implante para que los huesos puedan crecer dentro de la prótesis para asegurarla naturalmente.

© Universidad de Pekín.

Liu Zhongiun, director del Departamento de Ortopedia de la Universidad de Pekín, señaló:

Aunque la probabilidad es muy baja, es posible que, sometidos a la presión dentro del cuerpo a largo plazo, los implantes tradicionales se encajen en los huesos gradualmente o se desacoplen. Pero no existirá ese problema para los implantes impresos en 3D.

Los implantes con piezas impresas en 3D son relativamente nuevos, pues apenas en 2012 fueron aplicadas las primeras pruebas en humanos. Esperemos que la evolución de esta operación sea positiva y se sigan abriendo las puertas para una medicina más accesible y precisa gracias a los avances de la tecnología.