Una selfie tomada por un mono mete en problemas legales a Wikimedia

Una selfie tomada por un mono mete en problemas legales a Wikimedia

¿Un animal puede tener derechos de autor? Acá la respuesta.

La Fundación Wikimedia presentó su reporte de transparencia en donde se incluyeron las solicitudes de remoción de contenido y de acceso a datos de sus usuarios.

Justamente en ese reporte se reveló un caso de gran peculiaridad que al menos a quien escribe este artículo provocó una explosiva carcajada.

En el año 2011, el sitio de Reino Unido Daily Mail publicó la historia del fotógrafo David Slater y su experiencia con macacos negros crestados en un parque nacional de Sulawesi, Indonesia. La curiosidad de uno de esos primates resultó en varias selfies que el diario destacó en su artículo por el comportamiento de dicho animal y la estética de las imágenes.

Es así que estas fotos fueron subidas a Wikimedia para ilustrar la descripción de esta especie lo que no resultó del agrado de Slater. El fotógrafo presentó reclamos de derechos de autor a la organización ya que este hecho le impidió vender este material a otras agencias y medios.

La postura de Wikimedia fue —y sigue siendo— clara:

Este archivo es del dominio público porque al ser el trabajo de un animal no-humano, no tiene un autor humano en donde recaigan los derechos de autor.

El abogado especialista en derechos de autor, Brad Newberg, de la firma Reed Smith, compartió con el sitio The Verge que el hecho de ser propietario de la cámara con la que se tomaron las fotografías no le otorga el derecho de las mismas:

Solo porque él posee la cámara, no significa que pueda reclamar la foto (sic) porque él no tomó la foto. Él no escogió ni la iluminación ni el ángulo.

David Slater llevará próximamente este caso a la corte, aseguró a la publición The Telegraph.