El primer smartphone de 64-bit de Android no tiene software de 64-bit

El primer smartphone de 64-bit de Android no tiene software de 64-bit

La velocidad de un benchmark en una arquitectura de 64-bit es un 30% más rápida que en 32-bit corriendo bajo el mismo hardware.

Ayer nos enteramos del próximo debut del primer smartphone de 64-bit con Android , el HTC Desire 820, y hoy del segundo, el HTC Desire 510. Ambos encarnan el primer intento de los fabricantes de dispositivos móviles con Android de lanzar un teléfono con un procesador de 64-bit, ésto luego que Apple sorprendiera a todos lanzando hace casi un año atrás el iPhone 5S con un procesador de 64-bit.

Ya está por cumplirse un año del lanzamiento del último teléfono de Cupertino, y finalmente el ecosistema de Android está comenzando a alcanzar a Apple. ¿Cuál es el problema? Que hay muchos avisos de hardware de 64-bit y poco de software para esta tecnología.

Si lo pensamos bien, estos dispositivos Desire que lanzará próximamente HTC no corren software de 64-bit, sino que Android 4.4, un sistema operativo móvil de 32-bit. Ahora el software es el que está atrasado, pues la primera versión de Android que soportará aplicaciones de 64-bit será Android L, el que aún no tenemos demasiado claro cuando se lanzará (aunque dentro de este año).

Cabe recordar que la diferencia entre 32-bit y 64-bit va más allá que la mera publicidad. Hay una auténtica mejora en su desempeño en dispositivos con esta tecnología. Por ejemplo, en el iPhone 5S los benchmarks de la arquitectura ARMv8 de 64-bit fueron un 30% más rápidos que los benchmarks de la arquitectura ARMv7 de 32-bit ejecutados con el mismo hardware, por lo que estamos impacientes para comenzar a usar hardware y software de Android en 64-bit, aunque para eso probablemente necesitaremos esperar hasta el año 2015.