El gobierno británico busca limitar el acceso a los videos musicales

El gobierno británico busca limitar el acceso a los videos musicales

Los videos contarán con una clasificación similar a las películas para evitar que los niños vean contenido maligno

En otro capítulo de la cruzada por proteger a sus ciudadanos de contenidos malignos para la familia, el gobierno de Reino Unido anunció que tiene intención de clasificar el contenido de los videos musicales del mismo modo que hace con las películas. De acuerdo al Primer Ministro, David Cameron, este es el segundo paso luego de implementar los filtros anti porno hace un año (que por cierto no han resultado tan efectivos).

La intención del gobierno es “evitar que los niños queden expuestos a material gráfico no adecuado”. Cameron anunció que será a partir de octubre cuando se lance un programa piloto en conjunto con el Consejo Británico de Clasificación de Películas (BBFC),  YouTube y Vevo. Actualmente el BBFC ofrece siete clasificaciones: Universal, PG, 12 y 12A para los pequeños; 15 para adolescentes y 18 para adultos, así como una categoría extra para material con contenido sexual.

Cabe mencionar que esto solo aplicará para contenido británico y la BBFC utilizaría la pantalla de restricción de edad de los servicios de video para evitar que se acceda a contenido explícito o con alta carga sexual. La industria musical (BPI) que condensa a sellos como Sony, Universal y Warner ya dio luz verde a la iniciativa y luego del periodo de prueba se hará un análisis del programa.

Si bien algunos artistas han dado el visto bueno, otros ven más allá los efectos negativos de la restricción. En un reporte de BBC, el rapero británico Professor Green dijo que “si los niños ven algo con la [etiqueta] 18 estampada, con más ganas van a querer verlo” y asegura que ocurrirá lo mismo que pasa cuando un video es censurado: “todo mundo comienza a buscarlo”.

¿Le funcionará al gobierno este nuevo programa? Al menos la industria discográfica se mantiene optimista.