DreamBox 3D: Una de las primeras impresoras 3D hechas en Chile

DreamBox 3D: Una de las primeras impresoras 3D hechas en Chile

El producto ha sido creado por un equipo chileno y ofrece una plataforma sencilla de utilizar.

Las tecnologías de impresión 3D van en franco crecimiento, con innumerables proyectos independientes y otros financiados por grandes empresas que buscan extender su uso alrededor del mundo. América Latina no se queda atrás en dicho desarrollo, gracias a la creación de Víctor Ruz, Germán Espinoza y Paulo Bernal, creadores de una de las primeras impresoras 3D chilenas.

“Partimos creando esta impresora 3D, pero nuestra misión es crear un ecosistema de impresión 3D”, declaró Ruz a FayerWayer. “Nuestra intención es ofrecer filamentos de distintos materiales, fluorescentes, similares a la madera, rodamientos, placas electrónicas y todo lo que necesitas para fabricar. Finalmente lo que queremos es apoyar el desarrollo del movimiento maker.”

Si bien existen gran cantidad de aparatos de esta clase en universidades y talleres independientes, la DreamBox 3D tiene la intención de ofrecer un producto para consumo masivo, imitando el modelo de negocios de otras compañías extranjeras como MakerBot. Así, se ofrece una impresora 3D bien diseñada y fácil de utilizar, con lo que cualquier usuario del hogar podría iniciarse en el mundo de la impresión 3D.

Los dos modelos de DreamBox: Delta (izquierda) y Pro (derecha).

DreamBox Pro y DreamBox Delta

Son dos los modelos que ofrece el sitio web oficial de la empresa: La DreamBox PRO y la DreamBox Delta.

El modelo PRO permite imprimir con 3 grosores de filamento objetos de 20 x 20 x 20 cm. Estará disponible hacia finales de septiembre 2014 a un valor de CLP $1.300.000 (USD $2.230) con garantía de 3 meses.

La DreamBox Delta esta enfocada a usuarios con menos experiencia buscando un producto de menor costo. Su forma cilíndrica permite imprimir objetos de un tamaño máximo de 17 cm de base (diámetro) y 20 cm de alto. Este segundo modelo estará disponible hacia finales de octubre 2014 a un valor de CLP $650.000 (USD $1.115).

Aparte de aquello, se ofrecen los servicios de impresión 3D por encargo, cursos y talleres para aprender a utilizar el producto y el arriendo de una DreamBox 3D en caso que el usuario no requiera adquirir la impresora de manera permanente.