Acusan a Uber de agendar 5.560 viajes falsos en su competencia para perjudicarla

Acusan a Uber de agendar 5.560 viajes falsos en su competencia para perjudicarla

Con esta agresiva táctica Uber buscaba reducir la disponibilidad de choferes en Lyft.

Según CNN Money, el servicio de arriendo de taxis a través de smartphones, Uber, estaría usando una táctica muy agresiva y sin duda cuestionable para perjudicar a uno de sus competidores directos, Lyft, que consistiría en solicitar viajes falsos para así perjudicar su desempeño.

De acuerdo con los datos entregados por Lyft al canal de televisión, unos 177 empleados de Uber habrían realizado y posteriormente cancelado unos 5.560 viajes en Lyft desde octubre pasado, buscando con esto reducir sus ganancias y la disponibilidad de choferes.

Supuestamente, uno de los empleados de Uber incluso habría llegado a crear 14 cuentas diferentes con el único fin de solicitar y luego cancelar unos 680 viajes en Lyft.

Las bases de Lyft para esta fuerte acusación está en que buscaron los números de teléfono de las solicitudes fantasmas, encontrando que estaban relacionadas con reclutadores de Uber. La empresa acusada ya había pedido disculpas a comienzos de este año por una táctica similar que fue denunciada por TechCrunch.

La defensa de Uber

Por su parte, Uber se defendió de las acusaciones argumentado que su rival ha hecho exactamente lo mismo, y sin profundizar en detalles, un vocero de la empresa aseguró que “las acusaciones de Lyft contra Uber son sin fundamento y simplemente falsas” y acusó a la empresa:

Es más, los mismos choferes y empleados de Lyft, incluyendo uno de sus fundadores, han agendado y cancelado unos 12.900 viajes con Uber, pero en vez de entregar una larga lista de las cuestionables tácticas que Lyft ha empleado en los últimos años, nos enfocamos en construir y mantener la mejor plataforma para nuestros usuarios y choferes.

Según Uber, estos ataques serían parte de la estrategia de Lyft para que los compre Uber, lo que fue negado en una entrevista por uno de los principales inversionistas de Lyft, Scott Weiss de Andreessen Horowitz.