Swatch planea lanzar su smartwatch en 2015

Swatch planea lanzar su smartwatch en 2015

Luego de negar su colaboración con Apple, el CEO aclaró que se trata de su propio reloj.

El grupo relojero de renombre, constituido por varias empresas dedicadas a la producción de estos dispositivos desde el siglo pasado, planea el lanzamiento del Swatch Touch con funciones de seguimiento físico a inicios del próximo año.

Hace unos días surgieron rumores de que Swatch estaría trabajando con Apple en la fabricación del iWatch, pero la relojera suiza negó estas declaraciones, sin mayores detalles, hasta ahora.

Nick Hayek, CEO de la compañía, comentó a un periódico local que estarían preparando nuevas funcionalidades en el Swatch Touch sin depender de otros fabricantes, ya que utilizarían sus recursos electrónicos para la fabricación. Además, dice que no pretende depender del software y aplicaciones de sus competidores tecnológicos, puesto que ha rechazado propuestas de asociaciones sobre estos vestibles.

El Swatch Touch fue lanzado en 2011, del cual la única novedad respecto a sus predecesores es su pantalla táctil, ya que igualmente proporcionan la hora y fecha, cuenta con alarmas y cronómetro, pero cuatro años después su fabricante piensa adentrarlo en el mercado emergente de los relojes inteligentes.

Por ahora, fabricantes dedicados al consumo de tecnología digital han sido los únicos en producir relojes con características y funciones que los hacen ser lo que son, como LG, Samsung y Motorola, siendo este el primer fabricante relojero en apostar con un reloj convencional con funciones más específicas. De ser un éxito, Swatch estaría dando el ejemplo a otras compañías relojeras para subirse al carro de las innovaciones. Hayek apunta a lo siguiente:

Seguirá siendo un reloj, pero tendrá todas las funciones de hoy en día para monitorear la condición física.

Ya que la compañía de ha destacado por sobresalir en la actualización de sus productos, algo que debemos tomar en cuenta justo después de su lanzamiento y en base a las ventas, es si los fabricantes de relojes deberán ajustarse al futuro de los vestibles o podrán continuar ofreciendo lo que hasta ahora.