Rusia mandará a la cárcel a todo aquel que incite a la violencia por internet

Rusia mandará a la cárcel a todo aquel que incite a la violencia por internet

El gobierno de Putin también multará a los que digan groserías en blogs, libros y otras obras artísticas

Durante los últimos meses Rusia se ha mantenido en el ojo del huracán gracias a Snowden, los problemas políticos con Ucrania y la poca tolerancia que existe en el país. Parece que las cosas están lejos de mejorar ya que hoy entra en vigor una ley que sancionará a todo aquel que incite a realizar actividades extremistas por internet.

El gobierno de Putin impondrá sanciones de hasta cinco años de prisión y el decomiso de su equipo a todo aquel que haga un llamado público a realizar actividades extremistas. En el caso de organizaciones políticas o religiosas las sanciones serán más severas pudiendo alcanzar los ocho años de prisión más su respectiva multa. Las actividades extremistas o aquellas que busquen humillar a las personas son parte de la nueva estrategia del Kremlin.

La ley se aplicará a aquellos que utilicen internet y otros medios de comunicación y curiosamente ofrece inmunidad a todo aquel que use los mismos canales para combatir a estos grupos extremistas. El gobierno de Putin tiene en la lista negra a movimientos extremistas musulmanes, grupos nacionalistas, sectas religiosas e incluso ONGs de otros países que atenten contra la seguridad nacional.

Adiós a las palabrotas en blogs

El país también censurará las groserías en las obras artísticas. Palabras como khuy (polla o verga), pizda (coño), blyad (puta) y yebat (coger o follar) no podrán usarse en libros, películas, música, teatro e incluso blogs. La ley forma parte de una cruzada iniciada por Putin con tal de limpiar el lenguaje y crear una nueva identidad nacional y espiritual.

Las multas van de USD $70 a USD $1.400, dependiendo si se trata de un individuo u organización. Las películas con groserías no serán distribuidas y en el caso de los libros DVDs o CDs, estos serán etiquetados como obscenos. La ley también aplica a los blogs populares aunque se desconoce cuál será la sanción (probablemente una advertencia antes de entrar o la posible censura total).

Ambas leyes entrarán en vigor a partir de este mes.