Para directiva de Facebook, experimentar es parte de innovar

Para directiva de Facebook, experimentar es parte de innovar

Contrario a lo que opinó la COO de la empresa, para la jefa de políticas de Facebook el experimento se trató de una innovación.

Vaya revuelo el que se ha armado luego de que se diera a conocer que a Facebook le gusta jugar con nuestra mente. Mientras seguimos discutiendo si es válido que la empresa haga experimentos escudándose en la aceptación de unos términos de servicio que nadie lee, algunas directivas de la compañía han ofrecido declaraciones en torno al caso.

Mientras la jefa de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, ofreció disculpas por la “poca comunicación” de la empresa hacia sus usuarios en este experimento, la jefa de políticas, Monika Bickert, validó el suceso. Para Bickert, experiencias de este tipo son las que hacen posible que la innovación continúe presente en Internet.

Eso es innovación. Es la razón por la que, cuando ves Facebook o YouTube, siempre estás viendo nuevas características. Y es la razón por la cual, si tienes un amigo molesto de la preparatoria que diario publica fotos de su niño, no ves esas fotos en tu sección de noticias.

No nada más es inquietante que Bickert parezca no conocer las características del servicio que ofrece Facebook -hay un botón llamado “dejar de seguir”-. También quita la tranquilidad el hecho de que considere que estas conductas, que entran en conflicto con la ética al momento de hacer investigación, son hasta cierto punto normales entre las empresas de tecnología.

Es relativamente claro que los algoritmos predictivos son útiles para muchas aplicaciones y muchos servicios basados en Internet. Basta con recordar que Netflix anunció recientemente que haría uso del big data para mejorar la experiencia de sus usuarios. Pero de ahí a experimentar con las emociones de la gente, hay una diferencia abismal. No obstante, para Bickert, se trata de una cuestión de transparencia:

Lo que creo que tenemos que hacer en el futuro es estar seguros de que estamos siendo transparentes, para que tanto los reguladores como las personas que utilizan el producto sepan exactamente lo que estamos haciendo.

En una de esas, Bickert cree que con cambiar los términos de servicio basta para ser más transparentes e informar a los usuarios sobre sus nuevos experimentos. El tema, en realidad, es el uso que las empresas de tecnología dan a la gran cantidad de datos personales de sus usuarios.