México: Senado discutirá la nueva ley de telecomunicaciones [Actualizada]

México: Senado discutirá la nueva ley de telecomunicaciones [Actualizada]

El proyecto de la nueva ley de telecomunicaciones entra en la fase final de su discusión y se mantienen las inquietudes en torno a una Internet libre.

Ayer, el sitio del Senado mexicano hizo pública la nueva versión del proyecto de dictamen acerca de la legislación secundaria en materia de telecomunicaciones. El documento será discutido, votado y -en su caso- aprobado por los integrantes de las comisiones de Comunicaciones y Transportes, de Estudios Legislativos y de Radio, Televisión y Cinematografía en una sesión de trabajo convocada para las 18:00 horas de hoy.

La aprobación de la nueva legislación estaba prevista para el pasado mes de abril, pero fue pospuesta en parte por las protestas registradas en la Ciudad de México y en Internet, así como porque se agotó el periodo ordinario de sesiones del Congreso. El tema ahora será abordado en un periodo extraordinario, primero por la Cámara de Senadores y posteriormente en la Cámara de Diputados.

A pesar de que la iniciativa original ha sido modificada, persisten algunos puntos preocupantes para fomentar el desarrollo de una Internet libre y abierta en México.

Cooperación con la justicia

Este tema ha sido complicado ante la opinión pública, sobre todo por la crisis que viven algunas regiones de México en materia de seguridad. La tecnología ha sido identificada como una herramienta que puede ayudar a combatir el crimen, pero eso no significa que deba ser utilizada sin controles judiciales. Nadie quiere que sea legal tener al Estado vigilándonos al estilo de la NSA.

Sin embargo, tanto el artículo 189 como el 190 contienen disposiciones que siguen validando las solicitudes de geolocalización que sean aprobadas por la “autoridad competente”, cuando lo recomendable es que dicha tarea recaiga en un juez. Además, mantiene la retención de los metadatos de las comunicaciones realizadas en cualquier línea por un periodo de 2 años.

También, el artículo 190 contempla la obligación de que todas las operadoras cuenten con personal disponible a cualquier hora para atender las solicitudes de geolocalización, acceso a datos almacenados e intervención de comunicaciones privadas que sean ordenadas por la “autoridad competente” y no precisamente por un juez:

Artículo 190. Los concesionarios de telecomunicaciones y, en su caso, los autorizados deberán: (…)

IV. Contar con un área responsable disponible las veinticuatro horas del día, y los trescientos sesenta y cinco días del año, para atender los requerimientos de información, localización geográfica e intervención de comunicaciones privadas a que se refiere este título. (…)

Como se puede ver, el panorama en este apartado no ha mejorado. Esto ha provocado que las preocupaciones se mantengan, sobre todo con respecto a la privacidad de los usuarios de servicios de telecomunicaciones.

Neutralidad de la red

En este apartado existe una mejora sustancial con respecto al proyecto anterior. Mientras la fracción I del artículo 145 contemplaba la posibilidad de bloquear “contenidos, aplicaciones o servicios a petición expresa del usuario o cuando medie orden de autoridad competente“, la redacción actual del mismo apartado ha eliminado tal posibilidad. Es positivo porque al mismo tiempo se desecha la posibilidad de ejercer censura en Internet poniendo como pretexto a la neutralidad de la red.

Por otra parte, el artículo 146 contemplaba la posibilidad de que los ISP establecieran ofertas diferenciadas, “diferenciando entre niveles de capacidad, velocidad o calidad“. Aunque la nueva redacción mejoró, aún reconoce que los ISP podrán ofrecer distintos paquetes en función de la capacidad, velocidad y calidad del servicio:

Artículo 146. Los concesionarios y los autorizados deberán prestar el servicio de acceso a Internet respetando la capacidad, velocidad y calidad contratada por el usuario, con independencia del contenido, origen, destino, terminal o aplicación, en cumplimiento de lo señalado en el artículo anterior.

Es importante notar que ambos artículos solamente establecen los principios que deberá seguir el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) al momento de expedir los lineamientos sobre neutralidad de la red. Así, el tema no concluye con la emisión de la legislación, sino que continuará en meses posteriores.

En este contexto, diversas organizaciones de la sociedad civil se dirigieron al Senado de la República a través de una carta abierta. En ella, mostraron su preocupación por los incentivos comerciales que puedan ser incluidos en la nueva legislación. Señalaron que habilitar la discriminación de tráfico por motivos comerciales representaría un obstáculo para el desarrollo de una Internet libre y abierta en México.

Actualización: El dictamen pasa al Pleno del Senado

Durante la sesión de ayer, los senadores pertenecientes a las comisiones dictaminadoras aprobaron el proyecto de ley que les fue presentado, sin hacer modificaciones. La votación, después de horas de discusión, fue de 25 senadores a favor y 5 en contra. Con esto, tanto la Cámara de Diputados como la de Senadores serán convocadas a un periodo extraordinario de sesiones.

La sesión extraordinaria tendrá lugar este viernes 4 de julio a las 11:00 horas en el Senado de la República y el próximo martes 8 en la Cámara de Diputados. Es muy probable que este viernes sea aprobado el proyecto por la Cámara de Senadores. Existe la posibilidad de que se realicen modificaciones al documento, pero ello dependerá de las votaciones que se presenten en el pleno del Senado, compuesto por 128 senadores de diferentes partidos.