La MLB también defiende a la neutralidad de la red

La MLB también defiende a la neutralidad de la red

La liga se suma a los comentarios en contra de la propuesta de la FCC para tener vías rápidas en Internet.

Un importante actor se sumó a la batalla por la neutralidad de la red en Estados Unidos. Se trata de la Liga Mayor de Béisbol (Major League Baseball, MLB), a través de su compañía dedicada a multimedia e Internet, la MLB Advanced Media (MLBAM). Para fortuna de quienes defienden una Internet lo más libre, abierta y neutral posible, se pronunció en contra de crear vías rápidas para distribuir contenido en Internet.

La intervención de la MLBAM tiene sentido, ya que se trata de la empresa líder en distribución de contenidos multimedia relacionados con la MLB a través Internet. Desde su fundación -en 2003- hasta la fecha, la empresa se ha consolidado al grado que, en la actualidad, distribuye anualmente cerca de 25.000 eventos de béisbol en vivo a través de Internet.

Nuestro modelo de negocios ilustra cómo las redes de banda ancha pueden ser utilizadas de forma que beneficien tanto a los consumidores como a los distribuidores de contenidos en Internet.

Esta empresa se sumó a los miles de ciudadanos y organizaciones que hicieron llegar sus comentarios a la FCC durante la consulta pública del proyecto de nuevas reglas para una Internet abierta. Además de resaltar que la falta de competencia es un factor en contra de la expansión del acceso a Internet, la MLBAM criticó fuertemente la posibilidad de que los contenidos en Internet sean discriminados.

Las vías rápidas servirían únicamente para un propósito: para que los ISP de banda ancha reciban una ganancia económica inesperada. Los consumidores americanos estarían peor conforme el costo de estas vías rápidas les sea transferido en forma de nuevas tarifas, donde no hay ninguna; o en forma de tarifas mayores, donde ya existen.

De esta forma, la MLBAM aporta argumentos a favor de la neutralidad de la red en el terreno de la competencia económica. Esta empresa comparte la opinión que señala que la existencia de vías rápidas se convertiría en una barrera para la innovación en Internet, perjudicando a los emprendedores y a cualquiera que pretenda desarrollar una nueva aplicación.

Como el proveedor de contenidos de video en vivo más grande de la nación, no vemos cómo el esquema regulatorio propuesto podría proporcionar el tipo de aplicación oportuna que sería necesaria para proteger a los consumidores y a los proveedores de contenidos de los daños que puede provocar la existencia de vías rápidas.

Home run. Y con casa llena.