La Luna podría estar llena de fósiles

La Luna podría estar llena de fósiles

¿Podría un fósil ser lanzado a la Luna por un meteorito?

Imaginemos por un segundo la superficie lunar. Seguramente estará cubierta de un polvo fino y con un ligero olor a pólvora, pequeños pedazos de piedras con una coloración grisácea y, tras un par de pasos, las botas del traje estarían cubiertas por esta piedra molida. Seguramente lo último que alguien pensaría encontrar en la superficie de un satélite terrestre son pequeños fósiles, pero según un experimento eso es, precisamente, lo que podríamos hallar si buscamos lo suficiente.

Estas fueron las conclusiones de Mark Burchell de la Universidad de Kent, quien diseñó y ejecutó un experimento para demostrar que es posible que una roca lanzada desde la Tierra podría sobrevivir en la Luna y contener material fósil. Esto no significa que Burchell y sus colegas pasaron varias tardes al mes bebiendo cerveza y lanzando piedras al cielo y la carretera en nombre de la ciencia.

El objetivo central era simular si sería posible que una roca conteniendo un fósil de algas microscópicas sobreviviera un impacto de un meteorito, el posterior despegue fuera de la Tierra y, finalmente, el alunizaje. El experimento comenzó con la preparación de los fósiles para simular un meteorito, se molieron las muestras, se les añadió agua y se congelaron. Para simular las fuerzas se utilizó una pistola de gas con un cañón modificado para acomodar las muestras.

Las piedras se lanzaron contra una bolsa de agua fabricada para replicar la fuerzas a las que se vería sometido el fósil al golpear contra la superficie lunar, el impulso del gas estaba calibrado para simular la explosión de un meteorito golpeando la superficie terrestre. Ninguno de los fósiles sobrevivió intacto, pero sí se encontraron fragmentos que permitían reconocerlos.

Aunque, hasta la fecha, no se han encontrado fósiles terrestres en la Luna este estudio sugiere que es posible hallarlos, y de ser así, es altamente probable que todos los fósiles que encontremos ahí sean organismos completamente nuevos, porque salvo el impacto inicial, deberían de estar más preservados que sus contrapartes terrestres expuestas constantemente a los elementos.