HTC termina operaciones en Latinoamérica

HTC termina operaciones en Latinoamérica

Confirmado el fin de sus operaciones, seguirán importando productos mediante un tercero, con las desventajas que eso amerita.

Quién podría decirlo, ni siquiera el propio consumidor, uno de los fabricantes más reconocidos a nivel mundial cierra sus operaciones. Aún confirmando la actualización a Android L de sus modelos más atractivos – que jamás llegaron a México -, daban por hecho que no era parte de su estrategia comercial. Los hechos hablan por sí solos, su decaída tan sólo nos dejaba un déjà vu.

Sólo han pasado dos años desde su establecimiento en México, pero con las pérdidas en este mercado han tomado una decisión muy difícil y necesaria. Es fácil entender por qué una empresa de este tipo no ha hecho declaraciones, luego de cerrar sus oficinas en México en agosto pasado. Esto es porque afectaría su imagen, aunque de alguna u otra manera lo hace, dando la espalda al consumidor y decepcionando hasta al más iluso, incluso al nuevo comprador. Ahora todos sabrán que es no es bueno comprar un smartphone de una empresa que ya no opera más en Latinoamérica.

La noticia es lamentable, puesto que HTC arrancaba con gran temple, seguramente como todas las demás, pero no encontraron la manera de sobresalir en el mercado latinoamericano, optando por operar desde Estados Unidos, pero tampoco supieron llevar la marcha, mucho menos desde Taiwán. Su administración no supo cómo atrapar a esta región, siendo uno de los errores más grandes que una compañía puede cometer.

Teléfonos como el HTC One M8 posiblemente arriben mediante un importador, BrightStar, que ahora se hará cargo de las operaciones comerciales de HTC con las operadoras. El problema es que esto implicará un costo más elevado de sus dispositivos, si es que la mayoría pudiesen llegar, además del retraso que esto implica. Parecía que a HTC no le importaba o le dejó de importar este mercado hace meses.

En su página oficial de Facebook no han comentado al respecto, tan sólo es una página más, en la que los usuarios exponen su arrepentimiento por haber comprado un smartphone de gran calidad, pero sin que el fabricante los acompañe. Es una cuestión administrativa, ni siquiera tiene que ver con la calidad de sus productos. Con esto, HTC se despide de todos nosotros.