Google abandona los avisos publicitarios pornográficos

Google abandona los avisos publicitarios pornográficos

A partir de esta semana todo anuncio que promueva contenido sexual explícito quedará fuera de AdWords

El internet no sería lo que es ahora sin el porno, y es más, me atrevería a decir que ni Google habría llegado hasta donde está sin las búsquedas por material pornográfico. La realidad es que hoy Google le ha dado la espalda a esta industria al anunciar que no admitirá material pornográfico en sus anuncios.

De acuerdo a Google, todo material que promueva contenido sexual explícito quedará fuera de AdWords. Varias compañías de la industria del entretenimiento para adultos comenzaron a recibir correos de Google desde el mes pasado en donde se indica el cambio en la política de uso:

A partir de las siguientes semanas no aceptaremos publicidad que promueva representaciones explícitas de actos sexuales incluyendo, pero no limitado a, pornografía hardcore, actos sexuales que incluyan masturbación y actividad sexual genital, anal y oral.

Cuando hagamos este cambio, Google no aprobará anuncios de sitios web que violen esta política. Nuestro sistema ha detectado que su cuenta podría verse afectada. Le pedimos que haga los cambios necesarios a sus anuncios y sitios para que su campaña siga corriendo.

El cambio entró en vigor a partir de este lunes y las críticas no se hicieron esperar. De acuerdo a Theo Sapoutzis, CEO de AVN Media Network, las nuevas políticas lo han tomado por sorpresa. “Fui uno de los primeros anunciantes de AdWords en 2002. Es algo que ha permanecido intacto en 12 años por lo que no esperas este cambio” indicó Sapoutzis.

Otros como el abogado Michael Fattorosi, quien representa a muchas empresas de este gremio dice que “Google le ha dado la espalda a una industria que la ha apoyado” y se pregunta si ahora el gigante de Mountain View tendrá intenciones de bloquear el contenido también en las búsquedas.

La cruzada contra el material para adultos no es nueva, de hecho Google se ha mantenido renuente a permitir aplicaciones eróticas para dispositivos como Glass o incluso ha modificado su buscador para que sea más difícil encontrar porno. Lo malo es que también se ha opuesto a otras medidas como la censura que impuso Inglaterra hace unos meses lo que confunde a muchos.