Ejército de EE.UU investigó cómo influir en los usuarios de Twitter

Ejército de EE.UU investigó cómo influir en los usuarios de Twitter

El Pentágono realizó un extenso análisis sobre el comportamiento de los usuarios en la red social para intervenir en el momento adecuado, según sus intereses.

Si no habíamos tenido suficiente con la experimentación psicológica de Facebook o el caso del ‘Twitter cubano,’ ambos realizados para manipular la mente del usuario y cada uno con objetivos muy específicos, el gobierno de EE.UU se ha mantenido ocupado en el mismo proceso, que hasta ahora desconocemos se relacionen con el Departamento de Defensa del país norteamericano.

Las redes sociales son el medio de comunicación más importante a nivel mundial y el acceso a internet no tiene limitaciones. Para la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA), su más reciente investigación millonaria fue realizada para comprender el comportamiento de los usuarios de las principales plataformas sociales.

Si bien Twitter no fue el único objetivo, esta plataforma social destaca entre las demás por brindar información en tiempo real desde cualquier parte del orbe con acceso a internet.

En cualquier caso, las investigaciones fueron muy objetivas por el hecho de relacionarse con las cuentas de de celebridades, como Lady Gaga y Justin Bieber, con el fin de comprender la influencia en sus seguidores y de qué manera esto puede afectar en su comportamiento. En realidad, este experimento fue más allá de la simple observación y el monitoreo de cuentas, las cuales fueron rastreadas sin el consentimiento del usuario, como es usual.

El programa SMISC

El programa que DARPA ha bautizado como Medios de Comunicación Sociales en la Comunicación Estratégica (SMISC) está relacionado con campañas previamente señaladas por estratégicos militares, es decir, ahora la milicia entra de lleno en las principales herramientas de comunicación, como si se tratara de una guerra cibernética, pero en la vida real.

En el estudio se menciona la capacidad de alcance que puede tener una publicación viral, como los ridículos memes, y cómo influyen en el comportamiento de los usuarios de Twitter por ser visualmente atractivos. Al pentágono le interesó la forma en que los activistas se comunican a través de la red social de microblogging, información que fue documentada en el programa.

Según la documentación revelada por Edward Snowden, el fin de estas actividades se basa en la manipulación de la información en pro de la NSA, desacreditando a todo aquel que se proclamara contra ella.

El estudio de Medio Oriente

Otro estudio financiado por DARPA y realizado por la Universidad del Sur de California, hace mención de las interacciones sociales en Twitter, en el cual recolectaron tweets de 2.400 usuarios residentes en Medio Oriente para conocer la eventualidad de sus interacciones con otros usuarios y como se difundía la información.

La IBM fue parte de la investigación sobre el modelo ideal del usuario con respecto a temas políticos en redes sociales. En su análisis plantearon el tema de la medicina cuando se hace mención en Twitter.

Como ejemplo, demuestra que los usuarios que tienden a apoyar la vacunación difunden la información porque comparten su pensamiento. En cambio, cuando se encuentran con opiniones divididas, lo importante es nivelar la situación mediante el balance de opiniones, con el mismo fin, la difusión, aunque ya trastocada.

A los usuarios de Twitter no les gusta debatir, sino que prefieren compartir información con la que están de acuerdo en base a sus opiniones, facilitando la viralidad de la información sin mucho esfuerzo.

Como la información se da a conocer en tiempo real, es mucho más fácil manipular el contenido porque es un tema susceptible al pensamiento de la persona, por ejemplo, los problemas sociales de países en peligro de guerra civil.

La influencia del twitstar

Por si fuera poco, otro estudio se enfoca en la importancia de un twitstar para la difusión de la información a partir de un retweet, ya que de ser influenciado, este se encargaría del resto de sus seguidores. Nuestro trabajo tiene como objetivo identificar y comprometer a las personas adecuadas en el momento adecuado en los medios sociales para ayudar a propagar la información cuando sea necesario,” explicaron los investigadores. Pero no sólo se enfocan en los datos que han sido obtenidos de las cuentas de Twitter, pues incluyeron rasgos de personalidad en su investigación por los que pueden ser influenciados para invitar a difundir.

La financiación de las investigaciones fueron de vital importancia para los intereses del Departamento de Defensa de EE.UU, ya que según ellos, la comunicación ha cambiado con el surgimiento de los medios de comunicación sociales, pues facilitan la organización en grupos que “tienen como objetivo perjudicar a Estados Unidos.” El portavoz declaró que la información fue adquirida con ayuda de instituciones públicas y que la misma está a disposición del público.

Los resultados sólo fueron proporcionados a DARPA y no fue la agencia quien intervino en los estudios de miles de usuarios de la plataforma social. Según uno de los investigadores, sus estudios fueron realizados en colectivos y no individualmente. Además defendió la investigación, porque nadie fue perjudicado con la realización de la misma, pues la regulación no exige el consentimiento del usuario de la red social para la experimentación.

Twitter es una poderosa herramienta de información, que si bien puede ser manipulada en favor del gobierno de cada país – o intervenida por otros -, en el ámbito internacional se le ha dado seguimiento a los EE.UU por violar la privacidad de los usuarios. Lo indiscutible de este asunto es la finalidad de su programa de seguimiento social, por el hecho de involucrar al ejército y las acciones que pudiese tomar para alterar la comunicación en los medios de sociales de internet.

Si lo que el Pentágono desea es desequilibrar a una nación, las redes sociales son el objetivo principal. Las decisiones estratégicas se toman a distancia sin el involucramiento de armas.