Desarrollan chip para diagnosticar rápidamente diabetes tipo 1

Desarrollan chip para diagnosticar rápidamente diabetes tipo 1

Un dispositivo que simplificará el diagnóstico de esta enfermedad.

Los métodos para diagnosticar la diabetes tipo 1, enfermedad que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente, a lo largo de los años se han simplficado para permitir a las insituciones de salud a detectar este mal que afecta a un gran porcentaje de la población mundial.

Es ahora que investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford desarrollaron un chip con nanotecnología que permite diagnosticar este tipo de diabetes. Lo especial de este dispositivo es que puede diferenciar entre diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2 y no necesita de laboratorios especializados. Además, es de bajo costo (USD $20 para 15 tests).

El chip usa nanopartículas que hacen que materiales fluorescentes brillen cuando anticuerpos específicos resultantes de la enfermedad son detectados en una pequeña muestra de sangre.

La diabetes tipo 1 se caracteriza por alteraciones en el páncreas relacionadas a las células beta que segregan insulina, mientras que la diabetes tipo 2 tiene que ver generalmente con resistencia a la insulina por parte de los receptores en las células de nuestro cuerpo. Ambos tipos tienen orígenes y tratamientos diferentes.

Brian Feldman, autor senior del artículo donde se publicó este proyecto, se muestra optimista:

Con esta nueva prueba, no solo anticipamos que seremos capaces de diagnosticar la diabetes con mayor eficacia y más que nada podremos entender meor a la diabetes, tanto su historia natural y el cómo los nuevos tratamientos impactan al cuerpo […] Hay un gran potencial para detectar personas antes de que desarrollen la enfermedad y prevenir las complicaciones al empezar el tratamiento en una etapa temprana. Las pruebas antiguas no permitían este tipo de ideas porque eran muy costosas y abarcaban mucho tiempo de desarrollo.

Al momento, se espera la aprobación de la FDA estadounidense para su distribución.

Este dispositivo junto al páncreas artificial que se anunció hace un mes son promesas para una mejor calidad de vida para quienes padecen este mal.