Condenan a preso a confinamiento por actualizar su Facebook

Condenan a preso a confinamiento por actualizar su Facebook

Una política de las prisiones de Nuevo México impide que los presos accedan a internet por su cuenta o con ayuda de terceros.

En Nuevo México, Estados Unidos, existe una política que prohibe a los presos tener acceso a internet, ya sea que sea por ellos mismos o con ayuda de terceros. Esta ley hizo pasar un mal rato a Eric Aldaz, un preso de ese estado que mantuvo activo su perfil de Facebook por medio de sus familiares, lo que le costó 90 días de aislamiento.

De acuerdo a un reporte de la Electronic Frontier Foundation (EFF), Aldaz pidió a un miembro de su familia que actualizara su perfil de Facebook subiendo fotos y respondiendo algunos de los comentarios, esto obligó a que el Departamento de Correccionales de Nuevo México le impusiera una sanción de tres meses de confinamiento solitario.

Aldaz violó un apartado de la política de “Gestión de Tecnología de la Información” que dice:

A los delincuentes en custodia o supervisión del Departamento no se les permite el acceso a internet, ni están autorizados a tener acceso al mismo a través de terceros.

Luego de que la EFF tomara cartas en el asunto y la información se hiciera pública, las autoridades de la prisión levantaron el castigo al preso y dijeron que examinaran su caso. Eric “Snuff” Aldaz se encuentra preso desde muy joven por diversos crímenes, uno de ellos es el asesinato de otro muchachín en 2007.

La madre del joven asesinado se enfureció al ver que Aldaz tenía una página de Facebook y pidió que se tomaran cartas en el asunto. De acuerdo al Departamento de Correccionales, la política es para evitar que los presos hostiguen a las víctimas o se manden mensajes codificados para cometer otras fechorías. En este caso la familia de Aldaz no solo cambió la foto de perfil, sino que respondió a la oleada de mensajes de odio que le pusieron otras personas.

Si bien el castigo fue levantado y se dijo que se revisaría la política en cuestión, no hay indicios de que vaya a desecharse. En otros estados como Arizona, el negar el acceso a internet a través de terceros es anticonstitucional y de acuerdo a la EFF la política de Nuevo México viola el derecho de libre expresión no solo de los presos, sino también de sus familias y todo aquel que los defienda.