Cómo resucitar un satélite usando crowdfunding

Cómo resucitar un satélite usando crowdfunding

Después de ser desechado por la NASA el satélite ISEE-3 encontró nueva vida gracias al crowdfunding

En 1997 la NASA terminó el contacto con el satélite artificial  “International Sun/Earth Explorer 3” (ISEE-3) 19 años después de su lanzamiento. Era un satélite extraño, no tenía cámaras pero sí una multitud de instrumentos científicos. El satélite ciego era capaz de medir partículas, ondas, plasmas y campos. El objetivo principal no era obtener nuevas visuales de la Tierra vista desde el espacio o una mejor placa de la corona solar, se quería estudiar la magnetósfera terrestre, la estructura del viento solar y los rayos cósmicos.

Pero también se estudió la interacción entre los vientos solares y los cometas, se orbitó la Luna y se atravesó la cola de plasma del cometa Giacobini-Zinner y un cambio de nombre a “International Cometary Explorer” (ICE). La misión llegó a su fin y la posesión del satélite pasó a manos del Instituto Smithsoniano. Hasta 2014 el únivo contacto lo había hecho la NASA en 1999, cuando verificó la señal del ICE.

NASA, ESA

En Abril se anunciaron los planes de “recapturar” al ICE y enviarlo a pasar cerca de otro cometa, pero había varios obstáculos que debían de ser superados, empezando por el financiamiento . Para superar esto se acudió a RocketHub y se creó una campaña de inicialmente $125.000 USD que logró recolectar $159.000 USD.

El dinero será utilizado para cubrir el costo de escribir el software necesario para comunicarse con el satélite, buscar entre los archivos de la NASA los datos y manuales para controlar la nave, comprar tiempo en las antenas para comunicarse con el mismo y reemplazar el equipo necesario para transmitir las señales,  originalmente sacado de rotación en 1999, pero ya se encuentra reinstalado en Arecibo.

(CC) Aquí se puede ver la nueva trayectoria del proyecto.

Aunque la NASA no ha apoyado económicamente el proyecto sí ha decidido permitir que sus expertos ayuden a la misión para restablecer contacto y firmó el “Space Act Agreement” con el proyecto, para darle derechos de uso legales sobre el satélite y los logros no se han hecho esperar. El 29 de Mayo el equipo logró comenzar la telemetría de la sonda, y el 26 de junio se refinaron los parámetros orbitales del ICE, es decir, se recalibró la sonda.

El 2 de julio se activó el sistema de propulsión, por primera vez desde 1987,  y se sacó la sonda de una órbita cementerio para llevarla a una geoestacionaria esperando la aprobación de la NASA para proceder con una maniobra de corrección de trayectoria a mediados de julio.