Apple niega ser un problema de seguridad nacional para China

Apple niega ser un problema de seguridad nacional para China

Apple aprecia la preocupación de CCTV por la educación de los consumidores del país asiático.

Todo comenzó en base a las declaraciones de un investigador de la Universidad de China, Ma Ding, quien aseguró que Apple se aprovecha de la función de seguimiento de ubicación de sus dispositivos para incluir ‘puertas traseras’ que puedan poner en peligro la información de los consumidores y los “secretos del Estado.” En el reportaje, CCTV se encargó de ir contra la funcionalidad implementada desde iOS 7 para mejorar la experiencia de usuario en el camino.

En el sitio web de Apple China, la compañía ha negado haber colaborado “con alguna agencia de gobierno de cualquier país para crear una puerta trasera en cualquiera de nuestros productos o servicios.” Además, muestra un gesto de aprecio hacia la televisora china por el “esfuerzo de educar a los consumidores en un tema que creemos es muy importante.”

Como en cualquier otro dispositivo, esta función puede ser desactivada si así lo desea el usuario, incluso puede evitar el acceso por un selecto grupo de aplicaciones o servicios. Asegura que toda la información se queda en el dispositivo y no es subida a la nube, o en su defecto, iTunes y iCloud. Está protegida por la contraseña del cliente y desde ese momento es encriptada para restringir el acceso no deseado.

De esta forma aclara que para reducir el tiempo que el usuario debe esperar para recibir datos de satélites GPS, la conexión se lleva a cabo con el consentimiento del usuario usando información previamente almacenada durante la ubicación anterior del individuo, misma que se combina con los datos de las celdas en que se encuentra conectado. Aquí comienza la recolección en una base de datos que conoce la información de millones de dispositivos Apple para cumplir el objetivo de esta característica.

La compañía remarca que “no rastrea la ubicación de los usuarios – Apple nunca lo ha hecho y no tiene planes de hacerlo jamás.” Esta declaración se dio tan sólo un día después de haber sido acusada por la cadena televisiva más grande de China, misma que en los últimos años se ha encargado de especular sobre otras empresas americanas, como Google y Microsoft.