Tecnología: el motor de desarrollo de las juventudes [FW Interviú]

Tecnología: el motor de desarrollo de las juventudes [FW Interviú]

En entrevista exclusiva, el Secretario General de la Organización Iberoamericana de la Juventud, Alejo Ramírez detalló los desafíos que enfrentan los jóvenes de la región.

A finales de la semana pasada tuvimos oportunidad de conversar con el director de ciudadanía corporativa de Microsoft, Leonardo Ortiz. En la entrevista, el directivo compartió con nosotros las 4 recomendaciones que formuló la compañía a favor de la juventud, todas ellas relacionadas con el uso de la tecnología.

El trabajo de Microsoft no surgió de manera aislada, sino que forma parte de un esfuerzo más amplio impulsado por la Organización Iberoamericana de la Juventud (OIJ). En entrevista exclusiva, el Secretario General de esta entidad, Alejo Ramírez señala que la intención es que las juventudes ocupen un espacio importante en la Agenda de Desarrollo Post-2015 de la ONU.

Inclusión tecnológica con perspectiva de género

OIJ / Facebook

Uno de los resultados de la alianza entre la OIJ y Microsoft ha sido el reporte “Jóvenes, empleo y tecnología en América Latina”, que explora el estado de este tema en la región. La particularidad del documento es que ha incorporado una importante perspectiva de género. Las mujeres suelen sufrir de una desigualdad importante en diversos sectores productivos y el desarrollo tecnológico no es la excepción.

Somos conscientes que un gran porcentaje de jóvenes de la región y del mundo no tienen acceso a Internet. Pero también somos conscientes que las mujeres sufren mucho más que los hombres esta exclusión de los temas de tecnología.

Tomar en cuenta este factor permitirá que las políticas públicas destinadas a educación y tecnología incluyan estrategias precisas para abatir tal desigualdad. Alejo Ramírez coincide con la visión de Microsoft relativa a la necesidad de aprovechar al máximo la tecnología e integrarla de lleno tanto en los procesos educativos como a nivel productivo.

El principal desafío tiene que ver con incorporar la tecnología de una manera mucho más curricular, que no sea solamente algo que se pueda utilizar, sino también algo que se domine. Tiene que ver con sacarle más provecho a la tecnología.

Para hacer realidad esta meta, es indispensable aumentar la disponibilidad de las diversas herramientas tecnológicas. Fomentar la expansión del acceso a Internet, distribuir dispositivos a precios más accesibles y darle un giro radical a los programas educativos. Sin embargo, para lograrlo hace falta un trabajo coordinado de diversas entidades.

Intersección entre tecnología y políticas públicas

OIJ / Facebook

Es difícil poner en tela de juicio el conjunto de beneficios que aporta la tecnología a prácticamente todos los sectores productivos de un país. Sin embargo, diseñar las estrategias adecuadas para explotar al máximo su potencial requiere la participación activa de diversos actores, incluyendo a los gobiernos.

Por esto resulta fundamental prestar atención a la intersección que se forma entre el desarrollo de la tecnología y las políticas públicas. En este sentido, la OIJ ha sido uno de los principales impulsores de reuniones que pongan sobre la mesa los temas que interesan a las juventudes, para que los gobiernos de Iberoamérica los incorporen a sus agendas.

Hay países que están más involucrados que otros. En materia de juventudes, creo que hay un involucramiento general bastante importante. Está clara la noción de que estamos ante un nuevo riesgo de que los jóvenes se queden fuera de los objetivos de desarrollo sostenibles. Hay países que se han involucrado mucho más -como México, Costa Rica, Brasil, Bolivia o Colombia-, pero poco a poco será una agenda que irá creciendo.

Para Ramírez, los temas relacionados con las juventudes tienen muchas posibilidades de ser incluidos en la Agenda de Desarrollo Post-2015, debido a que ésta considerará asuntos que impactan transversalmente a varios sectores. Un ejemplo es el sector educativo, que puede involucrar el uso de la tecnología a diferentes niveles.

No creo que haya un objetivo específico de juventud, porque los Objetivos de Desarrollo Sostenible van a trabajar temas muy transversales. Pero en los indicadores y las metas de cada objetivo se pueden incluir aspectos de juventudes, tengo mucha esperanza de que ello ocurra.

Finalmente, el Secretario General de la OIJ resaltó la necesidad de llevar los temas a debate en foros e incorporarlos a las agendas de los gobiernos. De esta forma, será posible plantear propuestas específicas apoyadas por toda la región. El fin es desarrollar políticas que beneficien a las juventudes sin importar su género ni su origen y, para ello, la tecnología es un gran habilitador.

Agradezco a Alejo Ramírez, Secretario de la Organización Iberoamericana de la Juventud por su disposición para la entrevista.