Samsung Z es el primer smartphone con Tizen

Samsung Z es el primer smartphone con Tizen

Es el primer smartphone Tizen que espera convivir con Android.

La conferencia de desarrolladores de Tizen se celebra estos días, aprovechando el evento, Samsung ha presentado oficialmente Samsung Z, el primer smartphone Tizen.

Es sin duda un lanzamiento extraño. Se siente extraño. Se trata de un smartphone con muy buenas características con un sistema operativo que llega del abandonado MeeGo y que ha intentado lanzarse al mundo desde hace un par de años. ¿Tiene posibilidades de competir con los millones de smartphone con Android del mercado? ¿Con un Windows Phone emergiendo? Es muy complicado, pero Samsung se siente lo suficientemente seguro como para lanzar el primer terminal y esperar los resultados.

El Samsung Z es en realidad un terminal que no está nada mal. Tenemos una pantalla de 4.8 pulgadas Super AMOLED con resolución HD, un procesador Quad-Core de 2.3 GHz, 2 GB de memoria RAM y 16 GB de memoria interna, cámara de 8 megapíxeles (frontal de 2.1 megapíxeles), compatible con redes LTE, Wi-Fi 802.11n, GPS, GLONASS, Bluetooth, NFC, una gran batería de 2600 mAh… Mirado por el punto técnico es un terminal envidiable por muchos. Es en software, ese detalle tan importante donde el Samsung Z nos impacta.

¿Dónde se intenta posicionar Tizen? ¿Estará entre Android y Windows Phone? ¿Quizá entre Windows Phone y Firefox OS? Tizen comparte mucho de la idea que es Android, un sistema operativo de código abierto para cualquier fabricante que quiera crear smartphones con una nueva plataforma. Un sistema operativo que también tiene en foco los weareables. Pero es una nueva plataforma que falla por donde todas han fallado: la falta de aplicaciones.

Aquí tenemos al Samsung Z, el primer Tizen “oficial“. Ya es turno de los desarrolladores crear un ecosistema interesante de aplicaciones, porque sin ella, no hay plataforma.

P0r ahora sabemos que Samsung Z estará disponible en Rusia en el tercer trimestre del año, además que se expandirá a otros países, pero por ahora ni precio ni fechas exactas se han comunicado, agregando más dudas sobre este terminal y la plataforma.