¡Salvemos las conferencias del E3! [NB Opinión]

¡Salvemos las conferencias del E3! [NB Opinión]

Pese a los aplausos del público, el formato necesita casi de forma urgente una revisión.

Terminada la conferencia de Sony la obligación entre los presentes fue comentar lo que habíamos visto. Que cosa nos gustó menos, que nos sorprendió más, y cual era el balance que hacíamos de lo vivido en las dos horas anteriores.

Curiosamente o no, uno de los comentarios más repetido era “debió haber sido más corta”.

Hacer una conferencia tipo E3 no debe ser tarea sencilla. Porque no se trata de lanzar solo tráilers o presentaciones jugables, sino también de darle un ritmo al asunto para que los asistentes y televidentes no se mareen ni se aburran. En ese sentido, lo que hizo Microsoft en la mañana del lunes fue algo más dinámico, más interesante para los que estábamos ahí y que tuvo la duración justa. Ni un minuto más de lo que debía ser, ni uno menos.

Desafortunadamente, a Microsoft parecen haberle faltado la guinda de la torta. Cumplieron con la promesa de mostrar “solo juegos”, porque efectivamente durante 90 minutos se trató de un desfile donde uno tras otros aparecían los nuevos lanzamientos de Xbox One.

Pero me cuesta pensar en un momento peak de la presentación de Xbox. Quizás lo mejor fueron los anuncios de Dead Rising 3 Remix Alfa Ultra 4K Reloaded, la confirmación de la existencia de la colección Halo -Halo 2 y su multijugador incluído-, y lo que sabíamos que era Sunset Overdrive.

Por su parte, Sony mostró muchos juegos. También hizo varios anuncios y reveló la existencia de un par de títulos mega interesantes como Bloodborne de Miyazaki o la remasterización de Grim Fandango, además del nuevo Mortal Kombat X y la llegada de Grand Theft Auto V a la nueva generación.

El problema es el formato. Tráiler tras tráiler tras tráiler es no más que eso. Aplausos entre medio, más tráilers y más tráilers. Por ahí la confirmación de que PS Vita no tendrá más que juegos indie o ports, y que también será una consola de complemento para PS4. Y nada más.

En pleno siglo 21, algo tiene que cambiar.

Un E3 es para mostrar juegos, y eso se hará desde mañana cuando se abran las puertas y las demos aparezcan en gloria y majestad. Mientras tanto, las conferencias irán enfriándose poco a poco y nos dejarán con la sensación de que llega el momento de sacudir un poco el asunto.

Sony y Microsoft deben esforzarse un poquito más para el próximo año. Pueden hacerlo. Tienen los recursos y tienen a mucho público detrás como para que valga la pena. Sus audiencias lo van a agradecer. En ese sentido, Nintendo tiene varias cosas a su favor como para aprovechar y de paso llevarse la famosa guerra de las conferencias, que actualmente está algo venida a menos.

Post data: De Ubisoft, EA y sus conferencias no vale la pena decir nada. Entre una otra, se hace muy difícil dar el premio a la más horrenda.