[metroimage ids=”38-142481,38-142483,38-142487,38-142491,38-142495,38-142499,38-142502,38-142507,38-142511,38-142514,38-142517,38-142521,38-142522,38-142525,38-142528,38-142530,38-142534,38-142536,38-142539,38-142542,38-142545,38-142548″ imagesize=”large”]

Review Motorola Moto E [W Labs]

Aunque es muy sencillo y de una categoría "baja-media" los resultados son sorprendentes.

Este es el Motorola Moto E, un smartphone que llevo usando un par de semanas. Para mi es el primer Motorola de Google que logro probar por un buen tiempo y determina mi primera interacción con un “Moto”. Acostumbrado a probar móviles de última generación, pasar a un dispositivo que podemos categorizar de gama baja-media se podría suponer un suplicio.

Para mi sorpresa, ha sido todo lo contrario.

Esta no es una reseña extensa y profundamente analítica (como las increíbles reseñas que hace Jonathan), porque este dispositivo tiene unas características simples que dan para lo que dan. En cambio, esta es una reseña de un móvil de gama baja-media que cambia por completo la percepción de esta gama.

Diseño y uso

Moto E no dista tanto del Moto X o Moto G; en realidad esto es algo bueno porque el diseño del Moto X me parece excepcional. En el caso del Moto E es interesante cómo se siente en la mano. No es muy grande, es algo pesado, pero es sorprendentemente cómodo.

Algo tiene que ver su carcasa trasera, suave y agradable al tacto. Pero de su diseño lo que más me sorprende es que no ha sido un cambio drástico pasar de una gran pantalla a una de 4.3 pulgadas.

Aquí es cuando piensas: “¿qué está pasando?” ¿Por qué de pronto un terminal como el Moto E que se presupone de una gama baja y de “mala calidad” se siente tan bien? ¿Cómo ha logrado esto Motorola? ¿Qué clase de magia es esta?

Esta es la cuestión, mi querido lector, olvídate de los prejuicios en gamas, porque este Moto E sorprende por lo bien montado que está.

Tenemos los botones de encendido y volumen en la parte derecha, conexión para auriculares en la parte superior y la conexión para el cable microUSB en la inferior. Podemos quitar su tapa trasera y encontramos un slot para tarjetas microSD y para tu tarjeta SIM. Se puede ver la batería, pero no puedes cambiarla.

Su pantalla tiene una resolución muy baja, apenas 540 x 960 píxeles. Se nota que tiene una baja densidad de píxeles, que para un adicto a la tecnología puede ser un problema, pero que para el 95% de la gente es algo que ni siquiera verá.

Pese a su baja resolución la pantalla tiene un buen control de los colores y con un brillo más que decente. Tiene problemas sobre todo en ángulos de visión.

Se siente pesado. Con 142 gramos se nota mucho una batería bastante grande para este terminal, que no necesariamente significa más duración. Pero con el diseño curvo en su parte trasera es fácil y cómodo tenerlo en la mano, incluso con lo que podría ser un peso elevado para estas dimensiones.

Un detalle interesante está en que Motorola ha puesto el altavoz en la parte frontal, justo debajo de la pantalla. No te creas que el sonido es una maravilla, pero es decente.

Cámara

Moto E tiene una cámara de 5 megapíxeles y su calidad podemos definirla en “suficiente”.

Suficiente para la gran mayoría de los casos: suficiente como para grabar un vídeo corto, suficiente para hacer la foto de tus amigos, familia y compartirlas por redes sociales. Pero esto no quiere decir que sea buena. No lo es.

Es un sensor de 5 megapíxeles que hace lo que puede y a nivel técnico, es insuficiente. Pero no te confundas: no quiere decir que todas las fotos no vayan a servir. Aunque su sensor es muy limitado, hace fotos decentes cuando las condiciones de luminosidad ayudan.

¿Qué quiere decir esto? En días despejados con luz puedes hacer fotos bien logradas, pero cuando quieres hacer fotos de noche o con poca iluminación, puedes olvidarte. La calidad es muy mala y prácticamente hace inservible la cámara, que a falta de un flash, intenta captar toda la luz que puede forzando demasiado las posibilidades de su sensor.

Moto E sufre de la falta de un buen enfoque en su cámara, al pulsar la pantalla hace una foto y es ahí cuando enfoca y clic, foto guardada en la memoria.

Es una cámara de 5 megapíxeles. No podemos pedir grandes esfuerzos. Puedes revisar algunas de las fotos de prueba que hemos hecho en esta galería.

En cuanto a los vídeos, tenemos más de lo mismo. La resolución que alcanza es de 864×480 píxeles, algo lejos de cualquier estándar de hoy en día. Con un mal enfoque y una calidad bastante mala. Pero de nuevo, sabemos a lo que nos atenemos ante un dispositivo tan barato.

Software y rendimiento

Tan solo para los más curiosos del hardware del equipo, este Moto E ha sacado una puntuación de 12598 en AnTuTu Benchmark, por debajo del Galaxy S3. Pero creo que es irrelevante ahora mismo hablar de un benchmark en este tipo de móvil.

¿Quieres saber si con Moto E podrás jugar? Sí, pero a juegos ocasionales y no que no pidan mucho. Este terminal no puede con grandes juegos. Podrás jugar a Avengers Alliance, podrás jugar a QuizUp, podrás jugar incluso a Real Racing 3, pero la calidad deja bastante que desear.

Esta es la belleza del Moto E: es capaz de hacer muchas cosas, pero no todas bien.

Moto E se siente relativamente rápido (no como un Galaxy S5 o un LG G3; seamos conscientes de lo que tenemos en las manos). Se pueden tener varias aplicaciones abiertas sin problemas, las más típicas que puedas pensar y Android funciona fluido. No es todo lo rápido que nos gustaría, por ejemplo, noto cierto retardo al abrir elementos como la pantalla de notificaciones. Es una simple percepción de lentitud, aunque al final las aplicaciones funcionen bien.

Lo que más preocupaba del Motor E era su batería. Tiene 1980 mAh que puede parecer poco, pero está bien balanceado con su hardware. Motorola dice que Moto E es capaz de resistir “un día de uso”. ¿De uso de quién?

Si vas a tener este móvil guardado en tu bolso o en tu bolsillo y lo sacas unas cuantas veces para llamar, mandar algún mensaje, tomar alguna foto… claro, tendrás una batería que dura un día. Pero la realidad está lejos de ese uso. En mi caso, Moto E nunca ha llegado a durarme un día completo, siempre ha llegado con un porcentaje muy bajo a la noche.

Pero no tengo ningún conflicto con su batería, he de reconocer que siempre intento exprimir al máximo el uso y sobrecargo con muchas conexiones usando aplicaciones como Gmail, Twitter, Facebook o YouTube.

Veredicto

¿Es el Moto E un buen smartphone? ¿Debería comprar un Moto E? Por primera vez puedo responder a ambas preguntas con una palabra: .

Moto E es un terminal perfecto para quien busque uno barato y que haga lo mínimo que se le puede pedir a un smartphone sin que parezca que está intentando ser algo que no es.

No está lleno de aplicaciones inútiles, no tiene personalizaciones que requieren más memoria, es un gran smartphone para todos los públicos, incluso para el que tiene el último móvil de gama alta y quiere un segundo terminal “por si acaso”.

Motorola ha creado uno smartphone de gama baja-media que literalmente no se siente como tal, y que prejuicios aparte, es una excelente compra para prácticamente todos.

Moto E está disponible en España por 119€ libre, en Chile dede CLP$79.990 en varias operadoras y en México desde MXN$2299.

Lo imperdible

  • Buen diseño.
  • Sin modificaciones en Android.
  • Se siente rápido y sencillo para lo que estás pagando.

Lo impresentable

  • Cámara deficiente.
  • Sin cámara frontal.
  • Baja resolución de pantalla.