Medios estatales chinos piden castigar a Google, Apple y otras empresas

Medios estatales chinos piden castigar a Google, Apple y otras empresas

Se reanuda la hostilidad entre ambas naciones por acusaciones de espionaje.

Un buen parámetro para medir el enfrentamiento entre Estados Unidos y China con motivo del espionaje de ambas naciones, es el soporte a Windows XP. Mientras en marzo se anunció que Microsoft continuaría ofreciendo soporte técnico en aquél país, en mayo el gobierno chino emitió un llamado para dejar de utilizar ese sistema operativo.

Luego Estados Unidos acusó formalmente a China por ciberespionaje, lo que seguramente influyó en la prohibición emitida por el gobierno chino en contra de Windows 8 para su uso gubernamental. Además, China devolvió a Estados Unidos la acusación por realizar espionaje “sin escrúpulos” (algo que nos recuerda a Bruce Lee y Chuck Norris).

Ahora, Reuters reporta que algunos medios de propiedad estatal del país asiático han desencadenado una serie de ataques en contra de firmas tecnológicas estadounidenses. Un ejemplo de esto es el People’s Daily, que incluso señaló en Twitter a Microsoft, Yahoo, Google, Facebook y Apple como culpables de trabajar con PRISM, el programa de vigilancia masiva de Estados Unidos.

Mientras Microsoft, Facebook, Yahoo y Cisco no se encontraron disponibles para responder a Reuters, el director jurídico de Google, David Drummond ofreció una respuesta que, sin duda, les resultará familiar:

No podemos decir esto con más claridad: el gobierno de Estados Unidos no tiene acceso a los servidores de Google directamente ni a través de una puerta trasera o de un buzón dedicado. Proveemos los datos de los usuarios a los gobiernos solamente de conformidad con la ley.

Así, China parece estar eligiendo una vía distinta a la diplomática para enfrentarse con Estados Unidos. El uso de medios estatales hace el enfrentamiento un poco menos obvio, reduciendo por ende las consecuencias del mismo. Sin embargo, no deja de llamar la atención que aumente la tensión entre estas dos naciones a causa del espionaje que ambas realizan.