Los huracanes "femeninos" son más mortales que los "masculinos"

Los huracanes "femeninos" son más mortales que los "masculinos"

Un estudio de Princeton encontró que un huracán con nombre "femenino" tiende a ser tres veces más mortal. La explicación te sorprenderá.

Es bien conocido que el mundo parece tener un sesgo de género inclinado al machismo. Podemos encontrar ejemplos en la literatura científica en áreas que van desde de los deportes hasta las redes sociales [PDF]. Pero un campo donde seguramente nadie pensaba encontrarlo es la meteorología y eso es justamente lo que encontró Princeton en un artículo publicado sobre los huracanes.

Para llegar a su conclusión se analizaron los datos sobre muertes y daños de los 94 huracanes del Atlántico que han golpeado los Estados Unidos desde 1950 hasta 2012, poniendo especial énfasis en los nombres de las tormentas. Para evitar problemas con fluctuaciones estadísticas se eliminaron Katrina (2005) y Audrey (1957).

Después se le pidió a un grupo, que no conocía la hipótesis del estudio, calificar los nombres de las tormentas según que tan masculinos o femeninos les parecieran. El estudio encontró que las tormentas con nombres “relativamente femeninos” causaban casi tres veces más muertes que los huracanes con nombres “relativamente masculinos”. Posteriores experimentos en laboratorio encontraron que el unico factor que afectaba el ranking de riesgo dado a una tormenta era su “género”.

La segunda fase del experimento consistió en preguntar a los participantes, explícitamente, que huracán sería más peligroso, uno con nombre masculino o uno con nombre femenino. Los resultados arrojaron una división muy pareja, confirmando que el sesgo de género está implícito en la sociedad y es independiente del sexo.

¿Qué pasó, entonces?

La conclusión del estudio es muy sencilla: por culpa de los estereotipos de género (como el que dice que los hombres son más violentos que los mujeres) la percepción del público sobre el peligro de la tormenta se modificó.

En otras palabras, la gente cree que un huracán con nombre masculino es inherentemente más peligroso que uno con nombre femenino. Entonces, se tiende a subestimar a las tormentas con nombre de mujer; las personas son menos precavidas y, en consecuencia, hay más muertes.

Ésa es la razón por la que estadísticamente un huracán "femenino" es hasta tres veces más mortífero: por una percepción errónea derivada de nuestros prejuicios sobre el género.