Ladrón es descubierto por no cerrar sesión en Facebook

Ladrón es descubierto por no cerrar sesión en Facebook

Un divertido caso que nos hace analizar nuestro deseo de estar al tanto de las redes sociales.

La aparición de las redes sociales como parte de nuestra vida diaria ha permitido que nos conectemos de una manera como nunca antes pero esa ominosa necesidad de estar al tanto del mundo y de lo que hace nuestro prójimo puede llegar a niveles insospechados. Ese fue el caso de Nicholas Steven Wig, un ladronzuelo de Minnessota que fue arrestado gracias a que dejó abierta su sesión en Facebook en un ordenador del domicilio donde perpetró un robo.

Steven te dio un toque

Cuando la víctima llegó a su casa se dio cuenta que uno de los marcos de una ventana había sido removido y que la puerta no tenía seguro. Posteriormente revisó su domicilio y fue una mala sorpresa para él observar que sus tarjetas de crédito, dinero en efectivo y otras pertenencias habían sido robadas. Lo curioso fue cuando vio que en su PC estaba abierta la sesión de la cuenta de Facebook de alguien con sobrenombre “Nick Dub” y en el piso había ropa tirada de origen desconocido.

Con la información obtenida de la cuenta la misma víctima consiguió localizar a Steven “Nick Dub” Wig para después llamar a las autoridades y asegurar su arresto. Varias pertenencias del afectado estaban en posesión de Wig al momento de su detención.

Este hecho que pudiera aparecer en algún programa llamado “Los Ladrones más Idiotas de Norteamérica” nos hace analizar profundamente ese deseo por estar al pendiente de nuestras redes sociales en todo momento, en cada pantalla que esté a nuestro alcance.

¿Qué lleva a un ladrón a revisar su Facebook cuando la premura del asalto es prioridad?