La NASA comenzó a cultivar lechugas en la Estación Espacial Internacional

La NASA comenzó a cultivar lechugas en la Estación Espacial Internacional

¿Por qué es tan importante poner un huerto en órbita?

En 2011 la NASA lanzó el Mars Science Laboratory, conocida coloquialmente como Curiosity, pretexto que utilizó para comenzar aumentar su presencia en redes sociales y finalmente cambiar su imagen de una simple agencia gubernamental a ser un centro de investigación accesible, que no tiene miedo de explorar diferentes lineas de investigación, que por momentos puedan parecer no tener mucho sentido.

El mejor ejemplo de esto es el “Skycrane” que utilizó lo mejor de los cohetes y los paracaídas para crear un vehículo, que en su momento parecía demasiado complicado, para depositar la Sonda Curiosity en la superficie marciana. O el trabajo iniciado por la Nasa para crear su motor warp, partiendo de los cálculos publicados por el mexicano Miguel Alcubierre.

Ahora Steve Swanson, un astronauta de la NASA abordo de la ISS, llevará en sus hombros el nuevo proyecto extraño de la agencia: “VEGGIE”. Que no es más que la producción de vegetales en órbita, porque, claramente, un huerto espacial de lechugas debería de ser la prioridad de una agencia espacial incapaz de poner a uno de sus hombres en órbita sin ayuda.

Pero si se mira más allá de la superficie es un proyecto con implicaciones a largo plazo con resultados a corto: la primer cosecha sucederá en una semana cuando Swanson pode tres de las seis lechugas que plantó en la estación y, después de ser empacadas y congeladas,  sean enviadas de regreso a la tierra para verificar si son aptas para el consumo humano.

La historia de las plantas en el espacio va hasta el Korabl-Sputnik 4, en 1961, donde Chernushka un perrito espacial ruso llevó consigo semillas; las primeras plantas se germinaron en 1997 [PDF] y actualmente hay dos experimentos con plantas en la ISS y la famosa calabacita de Don Pettit.

La diferencia de VEGGIE es que este es el primer intento práctico de generar comida abordo de la estación.

Por más que me guste el emparedado de helado deshidratado, altamente procesado y termoestabilizado que venden en la NASA, similar a la comida de los astronautas, no puedo negar que es ese tipo de alimento que después de comerlo te deja con la sensación de que seguro  te va a dar cáncer en el esófago, el estomago y el cólon. Los astronautas comen productos similares todos los días durante la duración de la misión.

Y justamente ahí radica la importancia de cultivar lechugas en la ISS, Marte no está cerca, la Luna tampoco, y en el camino no habrá posibilidad de rellenar las naves con más comida, por lo que es imperante comenzar producir comida en las naves. Ademas, si queremos “continuar la misión de explorar extraños y nuevos mundos, y de buscar nuevas formas de vida y nuevas civilizaciones, viajando audazmente a donde nadie ha llegado antes” necesitamos que los astronautas se coman sus vegetales.