Amazon presiona a editoriales inglesas para imprimir libros bajo demanda

Amazon presiona a editoriales inglesas para imprimir libros bajo demanda

La idea del gigante del retail en línea es imprimir ellos mismos un libro si se acaba el stock de éste.

Amazon se encuentra en estos momentos en una gran polémica en el Reino Unido porque está buscando que las editoriales británicas de tamaño medio les otorguen unas controversiales concesiones en la más reciente ronda de negociaciones de sus contratos, como por ejemplo, la posibilidad de imprimir libros bajo demanda usando sus propios equipos.

Esto le permitiría al gigante del retail en línea mantener un stock permanente de libros incluso si la editorial no diera a basto para imprimirlos. Sin embargo, la BBC afirma que los libros bajo demanda usualmente son un “producto inferior”, por lo que las editoriales estarían preocupadas de que los responsabilicen a ellos por la calidad de la impresión de un libro, incluso cuando ellos no serían quienes lo impriman.

Además, otras cláusulas polémicas que busca Amazon es una que consistiría en que las editoriales de tamaño medio se vean en la obligación de informarle a Amazon acerca de cualquier promoción que les otorguen a otras tiendas del retail, para que así Amazon pueda ofrecer la misma oferta.

Las editoriales encuentran que estas condiciones son demasiado abusivas, tanto que derechamente algunas editoriales están acusando a Amazon de “bullying”, y llamaron a los entes reguladores a revisar la situación.