Acusaciones de Netflix la enfrentan con Verizon

Acusaciones de Netflix la enfrentan con Verizon

Verizon no recibió muy bien los avisos por congestión de Netflix, quien analiza extender su campaña.

Durante los primeros días de junio, Netflix comenzó a utilizar una herramienta para desplegar avisos a sus usuarios en caso de que éstos tuvieran mal servicio y se debiera a problemas de congestión en las redes de su ISP. Se trata de algo parecido a lo que ofrece Google de manera más sutil con Google Quality Report, una herramienta que muestra la calidad de video en YouTube a la que puede acceder un usuario en función de la tasa de transferencia que ofrece su ISP.

La diferencia primordial es que los mensajes de Netflix acusan directamente al ISP en cuestión cuando la conexión es lenta, mientras que la herramienta de Google solamente muestra los resultados cuando el usuario los busca. Por esto es que Verizon -uno de los operadores “afectados”- envió a Netflix un aviso de “cese y desista” a los pocos días de iniciada la prueba.

El argumento de la empresa de telecomunicaciones es que Netflix no podía probar que la baja calidad de la conexión fuera culpa exclusiva de Verizon, sino que incluso podía deberse a Netflix.

No hay bases para que Netflix afirme que los problemas con respecto a la reproducción de cualquier sesión de vídeo en particular pueden atribuirse únicamente a la red de Verizon. Como sabe Netflix, hay muchos factores diferentes que pueden afectar el tráfico en Internet, incluyendo las elecciones de Netflix sobre la forma de conectar a sus clientes y entregarles contenido.

El aviso, firmado por el vicepresidente de políticas públicas y consejero general de Verizon, Randal S. Mich, también solicita que Netflix entregue una lista de todos sus clientes -que lo sean también de Verizon- a quienes haya mostrado el aviso en cuestión. La lista debería contener la fecha y hora exactas en que fueron desplegados los avisos a cada uno de los usuarios.

La respuesta de Netflix llegó con la presentación de los resultados de su índice de velocidad de ISP correspondientes a mayo. La compañía señaló que los avisos forman parte de una pequeña prueba -que finalizará el próximo 16 de junio– que forma parte de su campaña de transparencia.  También aprovechó para confirmar su postura ante el aviso de Verizon.

Algunos proveedores de banda ancha argumentan que nuestras acciones, y no las suyas, están causando una experiencia degradada en Netflix. Netflix no selecciona a propósito rutas congestionadas. Pagamos algunas de las mayores redes de tránsito del mundo para entregar el video de Netflix directamente a la puerta principal de un ISP.

Una vez concluido el periodo de prueba, Netflix decidirá si continúa deja de desplegar los avisos o si, por el contrario, implementa esta estrategia a mayor escala. Todo parece indicar que es el tiempo que necesita el equipo legal de la compañía para estudiar la estrategia que haga frente a la presión de los grandes operadores. De momento fue Verizon, pero nada descarta que en el futuro se puedan sumar otros ISP.