WikiLeaks revela que Afganistán también es espiado por EE.UU.

WikiLeaks revela que Afganistán también es espiado por EE.UU.

Afganistán resultó ser el país X del programa de grabación y almacenamiento de llamadas telefónicas de la NSA.

Hace unos días se dio a conocer que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos opera un programa conocido como MYSTIC, utilizado para recabar los metadatos de las comunicaciones de ciudadanos en México, Kenia y Filipinas. Otro de sus componentes es el programa SOMALGET, que graba y almacena el contenido completo de las llamadas telefónicas de las Bahamas y un país que en su momento no fue revelado. Hoy, WikiLeaks revela que el nombre de ese país es Afganistán.

En su momento, el gobierno de Estados Unidos tuvo la oportunidad de solicitar que el nombre de este país fuera mantenido en secreto, temiendo que se viera incrementada la ola de violencia en aquella nación. Para WikiLeaks, estas razones no representan más que un pretexto para inhibir la capacidad de reacción de la nación afgana, además de constituir una forma de censura:

Tal censura despoja a una nación de su derecho a la autodeterminación en un asunto que afecta a toda su población. Un delito permanente de espionaje masivo está siendo cometido en contra del Estado víctima y su población. Al negar a toda una población el conocimiento de su propia victimización, este acto de censura niega a cada individuo en ese país la oportunidad de buscar un remedio eficaz, ya sea en las cortes internacionales o en otro lugar.

Además, en el comunicado, firmado por Julian Assange, la organización asegura que las afirmaciones de las autoridades estadounidenses temiendo por un aumento en la violencia son exageradas:

WikiLeaks tiene años de experiencia con este tipo de afirmaciones falsas o exageradas hechas por funcionarios de Estados Unidos en su intento de retrasar o negar su publicación.

En 2010, el Departamento de Estado de EE.UU. afirmó falsamente que la liberación de cables diplomáticos por parte de WikiLeaks podría “poner en peligro la vida de innumerables personas inocentes.” El Pentágono también hizo varias veces tales falsas afirmaciones.

Al día de hoy no tenemos conocimiento de ninguna prueba aportada por cualquier agencia gubernamental que cualquiera de nuestros ocho millones de publicaciones resultaran en daños a la vida.

Así que quienes pensaron que el país X señalado en los reportes del programa SOMALGET podría ser Corea del Norte, Rusia o China pueden estar tranquilos. Sin embargo no hay que dejar pasar el señalamiento de WikiLeaks, ya que la organización asegura que este sistema de intercepción de información es uno de los componentes clave para su programa de localización de objetivos militares por medio de drones. Este a su vez ha resultado muy polémico, dada la imprecisión que ha propiciado una alta tasa de muertes civiles en naciones como Afganistán, Pakistán, Yemen y Somalia.