El streaming es solo un poco mejor para el medio ambiente que los DVD

El streaming es solo un poco mejor para el medio ambiente que los DVD

Aún así, el ahorro energético de un mercado completamente dedicado al streaming sería el equivalente a 716.000 toneladas de petróleo.

Según una reciente investigación publicada el miércoles pasado en IOP Science, ver videos por streaming es mejor para el medio ambiente que verlos en DVDs cuando se consideran las emisiones de CO2 y el consumo de energía.

Los autores analizaron diversos métodos de distribución de DVDs, incluyendo su transporte a las tiendas y bodegas, el reempacarlos para arriendos si es necesario, y el proceso de entrega al destinatario final. A ésto se le suman los cálculos en torno a la eficiencia y el consumo energético de los reproductores caseros de DVD como computadores y consolas, así como los monitores y televisores.

Se estimaron que unos 1.200 millones de DVDs fueron arrendados o comprados a lo largo del año 2011, con una vida promedio de 3 años para los discos arrendados y 5 años para los comprados. Se estima que cada disco y su caja respectiva representan 1,5 megajulios de energía, y unos 58 gramos de CO2.

Por parte del análisis de los servicios de video por streaming, los científicos debieron asumir ciertos datos como el impacto del streaming de video en servidores y data centers. También se analizaron routers, modems, dispositivos de reproducción, televisores y monitores, etcétera.

Entre las estimaciones realizadas por los autores se encuentra, por ejemplo, que el 90% de los DVDs fueron vistos en un televisor, donde el 14% de ese porcentaje corresponden a consolas de videojuegos y el 76% a reproductores de DVDs. Por parte del streaming, se asumió que la mitad de las veces se reprodujo contenidos desde na consola, un 21% desde set top boxes, y solo el 20% desde computadores.

El estudio estimó que el streaming de video representó unas 3.200 millones de horas y 26,2 petabits de información durante 2011, consumiendo en el proceso unos 300 watts de energía por servidor, con unos 1.400 servidores en uso para satisfacer la demanda en ese entonces.

Tomando esto en consideración, el estudio encontró que la eficiencia de realizar streaming de video por sobre el DVD no es tan enorme como uno podría suponer. De hecho, incluso es mejor para el medio ambiente arrendar o comprar DVDs por correo que realizar streaming. Eso sí, cuando se considera ir a una tienda a comprar o arrendar un DVD, el costo para el medio ambiente se dispara significativamente, como se puede ver en el gráfico superior.

En resumen, el estudio sugiere que un mercado orientado en el 100% de su capacidad al streaming de video podría ahorrar unos 2.000 millones de kilogramos de CO2 en emisiones al consumir unas 20.400 millones de horas de contenidos, o sea, el equivalente al generado por una planta de energía eléctrica a carbón de 300 megawatts. Por otro lado, el gasto energético que se podría ahorrar alcanzaría los 30 petajulios, o el equivalente a 716.000 toneladas de petróleo.