Utilizan impresoras 3D de alimentos para ayudar a personas con disfagia

Utilizan impresoras 3D de alimentos para ayudar a personas con disfagia

Un proyecto que ayudará a las personas con dificultades para deglutir sus alimentos

Una de las características de la nutrición humana es nuestra capacidad de modificar los alimentos a nuestro antojo para que resulten atractivos a los sentidos. Un alimento pasa de ser un simple elemento de sobrevivencia a un objeto de placer que incrementa nuestra calidad de vida.

Esto puede perderse en aquellas personas que sufren de disfagia. Este mal se centra en la dificultad  para deglutir los alimentos. Ésta se presenta cuando existen problemas de índole neuronal o motriz en donde los reflejos y mécanica de deglución se ven afectados. Aparece generalmente en personas de edad avanzada.

Cuando se presenta disfagia en un paciente los alimentos deben presentarse generalmente a manera de licuados o papillas con lo que el atractivo sensorial se pierde. Esto mina de manera sustancial la calidad de vida del individuo.

La empresa alemana Biozoon ayuda a este tipo de personas con el proyecto Smoothfood. Este programa incluye el servicio de alimentos procesados con impresoras 3D y su venta en hogares y asilos.

Vegetales, tubérculos, pastas y carnes son triturados y mezclados con texturizantes específicos para después mandarlos a la impresora que otorga la forma específica diseñada con un software.

El resultado es un plato atractivo y sabroso de fácil deglución. Sus creadores aseguran que el sabor y valor nutricional de los alimentos no se verá comprometido debido a la frescura de los ingredientes utilizados.

Este proyecto modificará notablemente la calidad de vida de las personas con dificultad para consumir normalmente sus alimentos.