ProtonMail, el correo seguro desarrollado en el CERN

ProtonMail, el correo seguro desarrollado en el CERN

Científicos del CERN han desarrollado un correo que pretende hacer sencillas las comunicaciones cifradas vía mail.

ProtonMail es un servicio de correo electrónico basado en Suiza y desarrollado por científicos de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN, por sus siglas en inglés) y que promete absoluta seguridad, privacidad y encriptación en una forma sencilla, aún en su interacción con otras plataformas de correo basada en un modelo “de extremo a extremo” (end to end) entre usuarios.

Luego de las filtraciones de Edward Snowden, hay una conciencia cada vez más creciente sobre la protección de los datos personales que corren por la red y el fundamental correo electrónico no es la excepción. Una nueva gama de productos de comunicación seguros y con garantías adicionales como la carencia de puertas traseras y la encriptación de datos, crecen en su oferta. Tal es el caso de Telegram, un mensajero similar a WhatsApp que permite chats de doble encriptación con un modelo descentralizado, pláticas secretas que no dejan rastro o que expiran a un determinado tiempo.

Este sistema nació en 2013 creado por Andy Yen, Jason Stockman y Wei Sun, apoyado por el MIT y el propio CERN, del cual presumen contar con el apoyo de consultores en tecnologías de la información de este centro. La base de los servidores de ProtonMail es Suiza, por lo que no se sujeta a legislaciones como la estadounidense.

ProtonMail funciona bajo una interfaz simple que privilegia la simplicidad y la usabilidad. Además, su razonamiento en desarrollo es el basarse en el extinto Lavabit pero con algunas mejoras. Su sistema de encriptación no requiere la instalación de plugins adicionales o de llaves públicas como se hace actualmente con protocolos como PGP, bajo el cual puede resultar complicado encriptar para un usuario no experto. Las comunicaciones transcurren de orígen bajo encriptación bajo estándares abiertos, y el propio hardware del servicio es ofrecido como encriptado también. Una innovación de ProtonMail es que funciona bajo un doble password: uno que sirve para poder entrar a la plataforma, y otro que sólo recibe el usuario una vez tras darlo de alta para poder desencriptar el contenido de su correo en el navegador.

Debido a la alta demanda del servicio y a semejanza de Gmail, por el momento sólo es posible acceder a el mediante una solicitud y su primera oferta es un servicio limitado a usuarios gratuitos, y un acceso premium para mayor capacidad de almacenamiento en la bandeja de entrada.