[metroimage ids=”38-140848,38-140850,38-140852,38-140853,38-140854,38-140855,38-140858,38-140860,38-140863,38-140866,38-140867,38-140869,38-140871,38-140873,38-140876,38-140878″ imagesize=”large”]

Microsoft Surface Pro 3, a primera vista

Un primer vistazo a la nueva tablet y portátil de Microsoft con mayor pantalla y mejor experiencia.

Con la presentación de Surface Pro 3 ayer, Microsoft nos dejó claro que para ellos el fabricar hardware se ha convertido en un negocio serio. Con la tercera generación de Surface, Microsoft ha intentando deliberadamente atacar el mercado de ultrabooks.

La pregunta de millón sigue siendo la misma desde la primera generación, aun no han logrado responderla de forma convincente. ¿Es Surface Pro un portátil? ¿Es una tablet? ¿Es un híbrido? Dicen los responsables de producto que es lo mejor de ambos mundos en un dispositivo, peor aun no logramos concretar qué es Surface Pro.

800 gramos de peso, tan solo 800 gramos para una gran pantalla de 12 pulgadas que sorprende a la primera mirada. Una altísima resolución y una gran pantalla táctil en un dispositivo muy delgado. Sin duda un gran paso en ingeniería por parte de Microsoft. Lo primero que sorprende de Surface Pro 3 es que sin duda es un dispositivo que puede reemplazar tu PC, incluso tu tablet a la hora de salir de tu casa, de tu oficina o de tu universidad. Es potente y se nota rápida en la edición con procesador Core i5. ¿Podrá dar la misma velocidad con la versión más barata que monta un Core i3? Por ahora no sabemos, aunque en Microsoft están muy seguros que da igual el procesador, tendrás una gran experiencia con Windows 8.

El nuevo Surface Pen se nota muy sensible, eres capaz de escribir con una línea muy fina, de apenas un par de píxeles con una ligera presión sobre la pantalla, se nota una evolución respecto a la tecnología anterior de Wacom, pero esto es algo que aun debe demostrarse para los que de verdad usen un lápiz digital, como dibujantes y artistas. Pero sí, Microsoft ha creado un lápiz digital que parece un bolígrafo, que pesa como un bolígrafo y que parece un bolígrafo.

Una de las características diferenciadoras que me parecían sumamente interesantes en Surface Pro 3 es sin duda el uso del lápiz digital para “despertar” a Surface y automáticamente poder escribir una nota y que se sincronice en OneNote. Aunque el dispositivo que hemos tocado es una versión aun en desarrollo, el despertar OneNote y escribir finalmente funcionó. ¿Quiere decir esto que sea la gran característica que debas mirar? No. Aunque Microsoft puso mucho empeño en esta característica, creo sinceramente que no pasa de la curiosidad y su uso será bastante limitado.

No es un problema de hardware, no es un problema del software, se trata de nosotros, de que quizá tomar notas escritas sea mejor para recordar qué estamos anotando que escribiendo en un teclado digital, pero no es cómodo tener que sujetar una gran pantalla como esta y escribir. No creo siquiera que te despiertes por la noche y tomes tu Surface Pro 3 para tomar una nota de esa “idea de mil millones de dólares”.

Surface Pro 3 sorprende sobre todo porque han evolucionado la máquina según los usuarios pedían. Sobre todo en el aspecto del ángulo para poder trabajar. La nueva bisagra es una obra de ingeniería y sin duda una mejora respecto a versiones anteriores. El ángulo de visión ahora es completamente opcional a tu posición, tanto si trabajas en una mesa o en tus piernas. Sí, finalmente Microsoft ha logrado encontrar la forma y diseño perfecta para adaptarse a toda situación.

Y este nuevo diseño de bisagra que permite abrir y cerrarse como quieras Surface Pro 3 es un buen ejemplo de como debería ser un diseño de un dispositivo, que aunque no sepa muy bien qué es, se adapta.

A mayor pantalla, mayor espacio para tener un teclado más grande, esta vez el teclado de tamaño “real” teiene un trackpad más grande que parece funcionar mejor que las versiones anteriores, pero aquí el problema, el nuevo teclado/funda de Surface tendrá un precio de 129€, un gran desembolso para un producto que en su versión más simple ya cuesta 799€.

Para mi no hay opción, si te compras un Surface Pro tienes que comprar también el teclado y esto es algo que chirría a los consumidores. Si es un dispositivo que reemplaza el portátil, ¿por qué es tan caro el teclado? ¿No debería ser un accesorio disponible con la compra de Surface?

Recapitulando, es un acierto una mayor pantalla, también una mayor resolución y que sea más delgado y ligero, pero la primera prueba de Surface Pro 3 me ha dejado con un sabor de boca de una simple evolución y ninguna revolución.