Microsoft desafía al FBI y no le entrega datos privados de uno de sus clientes

Microsoft desafía al FBI y no le entrega datos privados de uno de sus clientes

La compañía consideró que la petición del FBI vulneraba derechos constitucionales.

Con todo el escándalo generado por las revelaciones de Edward Snowden en torno a la privacidad de los datos en la red, sorprende la última movida de Microsoft para proteger la información privada de uno de sus clientes, pese a recibir presiones por parte del gobierno de Estados Unidos.

Ocurre que recientemente, el FBI envió una carta a la compañía solicitando datos privados de uno de sus clientes corporativos del servicio Office 365, la cual además requería explícitamente que Microsoft no informase al cliente acerca de la entrega de dicha información.

Sin embargo, en Redmond desafiaron la autoridad del FBI y amenazaron con llevar el caso a una corte, develando las intenciones de la agencia gubernamental y obligándola a retirar las intenciones que mostraron en su primera carta.

Según Brad Smith, ejecutivo de Microsoft, la petición de no informar al cliente “va en contra de la ley y viola el derecho constitucional a la libertad de expresión”, razón por la cual se tomó la decisión de ir contra las intenciones del FBI.

De todas maneras, más tarde el FBI obtuvo la información que pedía pero de parte del mismo cliente afectado, en un proceso un poco más limpio y que libró a Microsoft de verse envuelto en otra polémica mediática.